20 cómplices de la Dictadura Cívico-Militar que deberían estar presos

20

Vía El Clarín

El golpe de estado de 1973 y la cruenta dictadura que lo siguió fue el resultado de una conspiración política fraguada por sectores civiles y militares de extrema derecha con el financiamiento de los Estados Unidos, por lo tanto, el carácter de “Dictadura Cívico-Militar” debería recalcarse mucho más de lo que se ha hecho hasta ahora. No se trata de una mera disquisición intelectual propia de historiadores sino, por el contrario, de un hecho político de la mayor trascendencia en el Chile de hoy, ya que abre la necesidad de investigar y, eventualmente, llevar a los tribunales a numerosos civiles que, hasta la fecha, permanecen impunes, muchos de ellos vestidos con nuevos ropajes democráticos protegidos por partidos politicos. (Y más aún considerando que todos ellos se enriquecieron saqueando al Estado). Al respecto, un articulo de The Clinic llamado: “Los 100 rostros de la Dictadura“, recoplia algunos de los protagonistas de esta Dictadura Cívica-Militar.

Hernán Büchi

Es el padre fundador de todas las privatizaciones del país, incluso de la de Salud cuando fue subsecretario en 1979. Además es ideólogo del Plan Laboral y de la Reforma previsional pinochetista y desde 1985 a 1989 vendió cuanta empresa nacional pudo: dirigió la privatización del sector eléctrico, de aceros, del azucar, de los metales, etc. Luego pasó al mundo privado con los Lucksic, aunque también formó parte de directorios de empresas en áreas que había privatizado: Soquimich y Afps, por ejemplo. Fundador de Libertad y Desarrollo, impulsó la creación de las AFP, fue ministro de Hacienda de Pinocho, salió en la Franja del Sí, y no contento con eso fue candidato a Presidente el ’89 con el lema macho alfa “Büchi es el hombre”. Ahora es el presidente del consejo directivo de la Universidad del Desarrollo y ama el lucro: “pretender el fin del lucro, es pelear contra un fantasma antiguo, previo a la revolución industrial, en la lógica de que lo que alguien gana lo pierde otro (…). Los mismos que abogan por eliminarlo, piden buenos sueldos para profesores, que se hagan inversiones y pagar bien a los proveedores, lo que indica que la educación no puede sino estar inmersa en la economía”, dijo este año en respuesta a las propuestas de gratuidad de Bachelet.

José Piñera

Al hermano del Presidente, le debemos dar las gracias por crear en noviembre de 1980 el sistema privado de Administradoras de Fondos de Pensiones, las AFPs, que tan prometedor futuro le dan a nuestra vejez. Además, fue Ministro del Trabajo y Previsión Social y de Minería y uno de los más férreos partidarios de la Constitución del ´80.

Sergio Melnick

El polémico columnista de La Segunda fue ministro de Planificación de Pinochet y trabajó en el entonces canal 11 de la Universidad de Chile. Junto con el abogado y tarotista Jaime Hales han escrito dos libros “Por qué no te callas” y “Los 100 que mandan en Chile”.

Joaquín Lavín

El primero en negar al padre Pinochet. Feísimo, para quien fuera decano designado de la U. de Conce por la Dictadura, uno de los 77 de Chacarillas, asesor de producción de la franja del Sí, y cercano a Büchi en el tiempo en que Chile se convertía en el paraíso del neo liberalismo que es hoy. No hace falta recordarlo pero Joaquín Lavín fue Casi casi presidente de Chile, es UDI, político caído en desgracia, ex ministro de Educación, ex ministro del Desarrollo Social ex Mideplan, suegro de Kathy Barriga, padre de noventa mil hijos y -lo dijo en una entrevista en Fibra- cuando sale una canción que le gusta en la radio, la cambia. Como buen Opus Dei, piensa que no sea cosa que vaya a sentir placer. Ex generalísimo de Pablo Longueira, actual generalísimo de Evelyn Matthei, aprendió caleta de Educación en dictadura y se lanzó de pequeño empresario en el área. Fue editor del cuerpo de Economía de El Mercurio en los tiempos en que andaba con su revolución silenciosa.

José Yuraszeck

Militante de la UDI (cómo no serlo), fue amigo de Ernesto Silva Bafalluy y discípulo de Miguel Kast (fue subdirector en Odeplán en 1982). Conocido por el Caso Chispas -cuando en 1997 se vendio Enersis a Endesa y un grupo de empresarios, a los que se sumó luego el entonces senador Sebastián Piñera, vendieron sus acciones a un precio desmedido en desmedro de los accionistas minoritarios-, Yuraszeck partió a honorarios en Odeplan con una asesoría sobre requerimientos energéticos en la undécima región. En el 83 asumió como gerente general de Chilmetro -empresa eléctrica estatal- y encabezó su proceso de privatización para luego quedarse con la empresa y transformarla en Enersis. Aplausos.

Julio Ponce Lerou

La gracia de este ingeniero forestal es que estuvo casado con Verónica Pinochet y como premio fue presidente de Celulosa Constitución, presidente de la Compañía de Teléfonos y de Iansa, presidente de Soquimich y vicepresidente de Endesa. Además fue gerente de empresas de Corfo desde 1979 a 1983 cuando debió renunciar porque -y he aquí su mayor gracia- fue tan escandalosa la rapidez con que se hizo millonario que generó revuelo incluso en tiempos en que los Pinochet tenían todo permitido. Salió de la administración pública un rato, se le perdonaron todos sus malabarismos financieros y obtuvo créditos de Corfo. En 1987 participó de la privatización de Soquimich de la cual es hasta hoy controlador a través de una sociedad anónima. Es el patrón del Litio.

Francisco Javier Cuadra

Jaime Guzmán calificaba a Cuadra como una serpiente y al parecer tenía razón. Desde el ´83 estuvo en el Gobierno. Comenzó a trabajar en la Oficina de Asuntos Especiales, donde veía la relación con la Iglesia. En 1984 asumió como secretario general de Gobierno donde estuvo hasta 1987. Distrajo al país con el vidente de Villa Alemana y el paso del cometa Halley.

Cristián Labbé

Si bien no es estrictamente un civil, como ex alcalde de Providencia, (antes ex DINA y ex vocero del “Gobierno” en dictadura), obviamente militante de la UDI, será recordado en Providencia por querer homenajear a Krasnoff y por querer cancerarle la matrícula a los estudiantes en paro.

Lucía Hiriart

Dicen que lo último que dijo Pinochet antes de estirar la pata fue “Luciiiii”. Se refería a su esposa, el rostro de Cema Chile y de todo lo que uno no quisiera ser en la vida. Durante 63 fue esposa del general en retiro y, según las biografías de Pinochet era mala, metiche e hinchapelotas. Cuando se descubrieron lucas de dudosa procedencia sacó flor de discurso. Dijo que “era muy ahorrativo, ordenado”.

Carlos Bombal

Uno de los fundadores de la UDI, alcalde designado por Santiago en los días de la dictadura, jovencito Chacarillas, presidente del Senado el 2003 y derrotado como senador el 2005. Por esos misterios de la vida, las viejas lo encuentran mino.

Cristián Larroulet

Ministro de la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno de Piñera, fue otro de los que fue a lamerle las botas a Pinocho en Chacarillas. Nacido en Temuco, economista, etc, etc.

Andrés Chadwick

Chacarillas boys designado presidente de la FEUC por la dictadura. Hasta ahora defienden la Constitución y el nefasto legado económico y social de Pinochet

Juan Antonio Coloma

Presidente FEUC designado, miembro del Consejo de Estado hasta 1989, ex presidente de la UDI, Coloma tiene el honor de haber aparecido segundo en el ranking que hace el Movilh de los homofóbicos consagrados chilenos -Carlos Larraín style-. A propósito de matrimonio gay, dijo lo siguiente: “Para mí nunca el tema de la modernidad ha sido una razón suficiente para cambiar un principio. Hay que tener capacidad de entender la modernidad, pero a partir de los conceptos que uno tenga”.

Patricio Melero

Presidente de la UDI, asistente a Chacarillas y alcalde designado en Pudahuel el 85. Igual que Coloma -su antecesor en el cargo- Melero habla leseras sobre el matrimonio gay: “(La UDI) No quiere eludir debates pero claramente hay prioridades más urgentes”. ¿Cuáles serían? No sabemos.

Pablo Longueira

En 1981 fue designado presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fecech), que era la Fech de la dictadura. Colaboró como asesor del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y desde el ’83 empezó a organizar junto a Guzmán la fundacón de la UDI. En 1986 encabezó un ataque en contra del senador norteamericano Ted Kennedy porque éste vino a Chile a apoyar a los defensores de los derechos humanos. En democracia fue presidente de la UDI, senador y ministro y hasta candidato presidencial, pero le dio depresión y tuvo que abandonar la carrera por La Moneda.

Claudio Sánchez

En 2008 el Colegio de Periodistas lo sancionó por avalar el montaje en Rinconada de Maipú. Claudio Sánchez no fue a comparecer porque -dijo- en 32 años trabajando en canal 13 que no podía acordarse de todo lo que había hecho. Pero canal 13 tenía mejor memoria que Sánchez y, al dar un programa sobre las omisiones que habían hecho sobre las violaciones a los derechos humanos en la Dictadura, aparecía una de él en el Estadio Nacional -año 73- hablando de las buenas condiciones en las que estaban las personas que, entre sus privilegios, tenían un “completísimo hospital de campaña”.

Jovino Novoa

Acá, una vista rápida al gran currículum del senador de la República por Santiago poniente (gracias al binominal todopoderoso): subsecretario de Gobierno en tiempos de Pinochet-días en los que de la Segegob dependía, entre otras cosas, tener el control de los medios de comunicación-, acusado por el hijo de Tucapel Jiménez de tener una responsabilidad indirecta en la muerte de su papá, fundador de la UDI y uno de los principales ideólogos -si la palabra ideólogos califica para esto- de la franja del Sí.

El cura Hasbún

Malo con traje de cura. Mientras la Dictadura asesinaba a los sacerdotes André Jarlán, Gerardo Poblete, Juan Alsina, Miguel Woodward y la DINA hacía desaparecer a Antonio Lidó, el cura Hasbún hablaba hueás. Hueás en canal 13, hueás en radio Agricultura, hueás en El Mercurio. Hueás, como apoyar a Pinocho y defender a Colonia Dignidad. Llegó la democracia y el Cura Hasbún siguió en la misma -hablando hueás- pero pasaría a hacerlo desde nuestro canal favorito, Mega, y sus joyitas serían cosas como que Chile tenía que estar agradecido de la DINA y que el sufrimiento de Pinocho en Londres era como el de Jesús. Seguramente sigue hablando hueás pero más en privado: lo echaron de Mega y, en una entrevista a la Tercera, dijo que ya las cosas no eran como cuando estaba don Ricardo Claro.

Agustín Edwards

Eso de que el periodismo es el quinto poder fue muy cierto en la relación de El Mercurio y la dictadura y no es demasiada novedad decirlo. Ejemplo: el encubrimiento del asesinato de Marta Ugarte haciéndolo pasar por un crimen pasional -El Mercurio tituló “Asesinada hermosa joven”- y no por lo que era: una mujer no tan joven -tenía 42 años- asesinada en Villa Grimaldi por la DINA, lanzada al mar y devuelta. Otro inolvidable: el titular de la Segunda “Exterminados como ratones”. Para qué hablar de las editoriales, inserciones -ésas en las que aparecía gente lamentándose por lo terrible que había sido la UP- y avisos del Sí que circularon el año 88. Nunca ha pedido perdón.

Hermógenes Pérez de Arce

Hermógenes, uno que no se avergüenza del pasado: salió en la franja del Sí, fue columnista de El Mercurio, es la envidia de Gonzalo Rojas (no el poeta, claro). Sobre el arrepentimiento de Chadwick de haber participado en el gobierno de Pinocho, dijo: “Darse vuelta la chaqueta es un hábito muy antiguo chileno. Particularmente frecuente en gente de derecha”.

Jorge Fontaine Aldunate

Tío de Arturo Fontaine -director del CEP y escritor de libros y poemas con versos como “tu ostra viva”-, de Juan Andrés Fontaine -ex ministro de Economía de Piñera- y hermano de Arturo Fontaine padre -director de El Mercurio entre el 78 y el 82-, Jorge Fontaine Aldunate, es parte de Independientes por el Sí el año 88 y fue designado director ejecutivo de ProChile por Pinocho.

Alberto Cardemil

Estuvo encargado de organizar la visita del Papa en la que Pinocho vio la oportunidad de ganar popularidad y sentirse redimido y será recordado por los siglos -esperemos- por haber sido subsecretario del Interior encargado de entregar los resultados el día del plebiscito y decir, en el segundo cómputo: “51,30 % para la opción Sí, 46,51% para la opción No”. Cara de raja. Después se volvió demócrata -RN- y ahora es diputado.

Eliodoro Matte

Meses después del golpe militar, en 1974, el segundo hijo de Eliodoro Matte Ossa, también llamado Eliodoro e ingeniero civil de la Universidad de Chile, con un MBA en la Universidad de Chicago, volvía a Chile. Según un reportaje de la revista Qué Pasa del 28 de noviembre del 2008, “recién llegado de Chicago y tras una breve estadía en la academia –hizo clases de finanzas internacionales en la UC–, recibió un llamado para integrarse al gobierno que encabezaba Augusto Pinochet. Del otro lado de la línea estaba el coronel de Aviación y médico Alberto Spoerer, por esos años ministro de Salud y cercano a la familia Matte, quien le pedía incorporarse a esa cartera. Entonces, un joven Eliodoro, de veintinueve años, aceptó la propuesta e ingresó a la Sociedad Constructora de Recintos Hospitalarios del Servicio Nacional de Salud (SNS). Más tarde sería destinado a Laboratorios Chile, en ese entonces estatal, donde inició un reordenamiento que prepararía a la firma para ser privatizada, como ocurrió en los ochenta”

De acuerdo con el Informe de la Comisión Investigadora (de la Cámara de Diputados), encargada de analizar presuntas irregularidades en las privatizaciones de empresas del Estado ocurridas con anterioridad al año 1990, la enajenación del Laboratorio Chile a manos de particulares significó al fisco una pérdida de 2.032 millones de pesos de la época (162). Como retribución, la dictadura comenzó a entregarle a los Matte dividendos inmediatos. El Decreto Ley (DL) 701, creado en 1974 y cuyo objetivo exclusivo fue ayudar a las plantaciones forestales con bonificaciones monetarias e incentivos tributarios, parecía hecho a la medida del grupo empresarial. En sus primeros diez años de funcionamiento, el cuerpo legal habría hecho crecer la masa silvícola en un millón de hectáreas, «siendo esa la base de la riqueza de grupos forestales como los Angelini y Matte», según lo señala el propio diario El Mercurio, socio estratégico desde antiguos tiempos del clan Matte debido a la interdependencia de ambos negocios (163). Según antecedentes publicados por el diario La Tercera el 18 de julio de 2015, el decreto, hoy en estado de prórroga , entre 1974 y 1997, benefició en un 95% a las grandes y medianas empresas, con unos 365 millones de dólares, y solo en un 5% a los pequeños propietarios.

Comments