Adolescente falleció tras asfixiarse con un huevo duro que comía a escondidas

Anna Sexton sufrió un paro cardiaco después de tragarse un huevo duro, en su casa ubicada en la zona de Cheltenham, Gloucestershire, Inglaterra.

Pese a que su abuelo que estaba en la casa llamó a una ambulancia, mientras intentaba una reanimación cardiopulmonar, Anna no logró sobrevivir.

La adolescente de 14 años, quien pesaba cerca de 140 kilos, fue declarada muerta poco después de que llegara al hospital la tarde del pasado 8 de junio, según consignó el medio inglés Metro.co.uk.

La investigación de su caso, señaló que Anna tenía varios problemas con su peso e intentaba hacer dieta constantemente. Ella vivía con sus abuelos paternos, Michael y Sally Sexton, quienes actuaban como tutores legales, sin embargo, igual veía regularmente a sus padres y hermanos.

El oficial forense, David Peake, indicó: “Ella estaba muy obesa, pesaba cerca de 140 kilos y tenía una tendencia a comer huevos duros a escondidas en la tarde-noche.

Según sus abuelos, todas los días bajaba las escaleras para comer algunos huevos“. Un poco después de las siete de la tarde, de ese día fatal, Sally vio a su nieta en la cocina, sin embargo, tuvo que salir de la habitación cuando recibió una llamada telefónica.

“Fue entonces cuando la mujer escucho a su esposo gritar por ayuda. Ella volvió corriendo a la cocina y vio a Anna tendida en el piso y a su marido intentando reanimarla“, indicó Peake. Anna se había comido un huevo y se asfixió. Su abuelo le dio una palmada en su espalda, en un intento por despejar sus vías respiratorias, pero la joven colapsó en el piso. Pese a que cuando llegó la ambulancia la llevaron de inmediato al hospital, los intentos por reanimarla fueron en vano y falleció a los pocos minutos.

“El equipo médico de la ambulancia intentaron despejar sus vías respiratorias por lo que utilizaron un tubo traqueal (catéter que se inserta en la tráquea con el propósito de establecer y mantener una vía aérea permeable), y encontraron trozos de huevo en sus vías“, aseguró el forense.

Por último, la policía descartó dudas respecto a su muerte, la patóloga Linmarie Ludeman, quien realizó un examen post-muerte, aseguró que las pruebas toxicológicas y de drogas resultaron negativas.

Comments