Argentinos de las mechas por localía de la Albiceleste

Tras la petición de los jugadores che de “sentir que son locales”, la AFA decidió volver a la Bombonera, lo que prendió la mecha.

El primero que alzó la voz en la Albiceleste fue nada menos que Lionel Messi: “Necesitamos sentirnos locales“, soltó.

Es que tras deambular por distintos estadios argentinos, el plantel sentía que no eran locales en su país. ¡Si en algún momento hasta los pifeaban!

Al ratito, los jugadores hablaron con Armando Pérez, presidente de la AFA, a quien le solicitaron jugar las Clasificatorias en un lugar donde la gente se hiciera sentir. O sea, la mítica Bombonera.

“Los jugadores y el DT quieren jugar en la Bombonera”, la tiró Armando Pérez, por lo que la hicieron cortita y confirmaron la cancha de Boca Juniors para enfrentar a Chile el próximo 23 de marzo.

Pero, ¿qué tiene de especial la Bombonera? Según sapean los que han peloteado allí, la presión que genera la cancha es única en el mundo. Incluso algunos dicen que el estadio late. Así de cuático.

“Jugar en la Bombonera es algo especial. Si de algo deberían estar seguros es que el apoyo ahí se sentirá y, combinado con la categoría de los jugadores, me parece que así la victoria estará cercana”, la tiró Carlos Bianchi, quien supo salir multicampeón allí dirigiendo a los xeneizes, con Olé.

De las mechas
Obviamente, a pesar de ir de estadio en estadio, la Albiceleste tenía su casita fija: el Monumental de River.

Por lo mismo, tras cachar la decisión de AFA, dirigentes del club millonario mostraron su molestia porque la Selección ahora jugará en la cancha del archirrival.

“Es histórico que el seleccionado argentino juegue en el Monumental. Aparte siempre le ha traído suerte. Estamos bien ubicados, en un lugar muy lindo de Buenos Aires”, se ofreció Rodolfo D’Onofrio, presi del ex equipo de Marcelo Salas y Alexis Sánchez.

No lo pescaron.

¿Importa la cancha?
Está más que claro que el partido de Argentina ante Chile tendrá condimentos especiales. Las dos Copa América perdidas ante la Roja siguen doliendo al otro lado de la cordillera.

Y mientras el equipo de Pizzi está en zona de clasificación directa, los trasandinos solo están en puesto de repechaje. La mocha de marzo ya se la toman como una nueva final.

Los que saben
Distintas opiniones ha generado jugar en la cancha de Boca. Algunos dicen que tiembla, que es difícil, que late, mientras hay otra corriente que desembucha que no pasa naipe. Ni presión.

“La Bombonera no tiembla, es un mito. Yo en el Monumental sentí más presión”, la tiró en su momento Librado Azcona, arquero de Independiente del Valle que en la pasada Copa Libertadores jugó en las dos canchas. Y eliminó a los dos equipos.

“La energía de la Bombonera es otra cosa. La adrenalina está a mil. Hay que tener una capacidad mental muy fuerte”, confesó Tite, actual técnico de Brasil.

Sin miedo
Uno de los pocos peloteros criollos que tuvo la oportunidad de jugar en la cancha xeneize fue Marcelo Díaz. Es uno de los pocos que ha hablado de la decisión de la AFA de jugar en esa cancha.

“Se siente la presión de otra forma, pero vamos a ir y nos vamos a plantar. Me tocó jugar un partido en la Bombonera. Es un lindo estadio, mítico y muy alucinante para el espectador, pero da lo mismo donde nos toque”, la vendió.

Da lo mismo donde nos toque. Con esta generación está más que claro.

Comments