Carabinero se fue preso por trabajar ebrio en Halloween

Suboficial Mario Olave se pasó de copas en su turno y fue reducido por sus colegas en la ciudad de Cañete, no sin antes apretar de la justicia en una camioneta.

Pasado a copete y con el hacha a flor de piel, el sargento primero de Carabineros Mario Olave Concha pensaba que la estaba haciendo de orégano en su turno de cuatro días por las fiestas de Halloween en la ciudad de Cañete.

El problema pa’l suboficial fue que no contaba con la astucia de sus propios colegas, quienes al cachar el aroma a copete y los movimientos vacilantes del sargento Olave, decidieron reducirlo y, de paso, descorcharle cualquier intención de seguir con la fiestoca.

Al final, y como consta en el parte de Carabineros, el sargento primero Olave Concha, perteneciente a la Tercera Comisaría de Carabineros de la ciudad de Cañete, se fue detenido acusado de trabajar en evidente estado de ebriedad.

¡No hay salud! Le abren sumario a carabinero
En todo caso, la reducción del suboficial no fue tan papaya pa’ sus colegas, puesto que uno de sus superiores, quien le indicó que le abrirían un sumario por el numerito, debió salir soplado en busca del colega con la pipa, quien en un acto de embriaguez absoluta se las dio de Fitipaldi al arrancar en una camioneta y tras bajarse del vehículo, apretar cachete a pata, hasta que sus propios compañeros lo interceptaron y redujeron.

Desde la Fiscalía Militar determinaron que Olave quedara en libertad a la espera que se presente ante ella en las primeras horas de pasado mañana jueves.

Desde la institución confirmaron que el sargento primero estaba de servicio por el fin de semana largo.

Comments