Cinco tips pa’ solucionar la falta de apetito sexual

La baja del deseo es una de las disfunciones que ha tomado mayor fuerza en los últimos años. Y ojo, que afecta a mujeres y a hombres por igual.

Cuando se habla del deseo sexual, es mejor no generalizar. Lo que es un nivel de apetito sexual “normal” para una persona, no significa que lo sea para otra. Incluso si esa otra persona es tu pareja.

La psicóloga y comunicadora especializada en género, relaciones de pareja y sexualidad, Constanza del Rosario (www.constanzadelrosario.cl), explica que “la temática del deseo sexual es un tema bien manoseado y lleno de malos entendidos. Porque hablar de deseo sexual “normal” varía según múltiples factores tales como edad, etapa de vida en pareja y crisis normativas que pueden estar incidiendo en que nuestro deseo sexual sea menor o distinto al de antes”.

Por su parte, Magdalena Rivera, médico cirujano y sexóloga de Medical Sex Center, comenta que “las definiciones de bajo deseo sexual hablan de que éste, está disminuido o ausente y provocan malestar a la persona o a su pareja. Es decir, que por muy bajo que esté, si no genera dificultades, no es un problema”.

“Si la misma persona lo considera bajo es necesario evaluar y ver qué está pasando. Cuando es la pareja quien lo considera bajo también hay que evaluar porque puede que esté bajo o solo esté bajo para las expectativas de la pareja”, agrega.

¿QUÉ HACER, ENTONCES? ACÁ 5 TIPS
Posible causas
Rivera explica que “hay muchos factores que pueden influir, entre ellos están los conflictos en la relación de pareja, las situaciones de mucho estrés de cualquier causa, algunos medicamentos como antidepresivos y los anticonceptivos hormonales pueden bajar el deseo sexual en algunas personas (pero no en todas), también ciertas enfermedades como el hipotiroidismo, entre otras”.

Todas guatean alguna vez
“No necesariamente todas, pero es algo bastante común y normal en ciertas ocasiones. Por ejemplo, si uno tiene una enfermedad grave como cáncer, si hay un duelo importante u otras situaciones personales o de salud que interfieran en el deseo”, comenta la sexóloga Rivera.

Afrodisíacos naturales
“El ginseng puede ayudar al deseo sexual. La L-Arginina sirve para aumentar el flujo sanguíneo lo que facilita la erección en el hombre y la lubricación en la mujer”, comenta la especialista de Medical Sexcenter. Esta hierba y aminoácido los puedes encontrar en bebidas estimulantes como es el caso de Power Sex, fabricada en Chile y distribuida por Lencería.cl (http://www.lenceria.cl/) y que contiene ginseng, jengibre y L-Arginina y que puede aumentar la energía y potencia sexual de hombres y mujeres, mejorando así, la experiencia sexual especialmente a nivel genital.

Alimentos salvadores
De acuerdo a Constanza del Rosario “una alimentación sana y balanceada que te mantiene saludable, en forma y cómodo con tu cuerpo incide más directamente en tu salud sexual y tu autoestima y por ende en tu capacidad y disposición a tener sexo más que cualquier alimento calificado como “afrodisíaco”.

Consejos infalibles, según especialistas
– Tiempo de pareja de calidad, colmado de conversaciones positivas, escucha activa, gestos de aprecio y cercanía física.

– Seducción activa de ambos integrantes.

– Aprender a activarse sexualmente a través de estimulación cognitiva (libros, fantasías, recuerdas, planes eróticos)

– Trabajar la conexión corporal y la capacidad de estar en el ahora, el yoga y la meditación son excelentes alternativas.

– Intentar y explorar posibilidades. No poner la negativa como respuesta automática: Tener ganas de tener ganas, es la clave.

Comments