El dedo en la herida: Mega repite notas de Alvaro Sanhueza a tres días de su fría desvinculación

Por mucho Alvaro Sanhueza repita que “la televisión es así”, le dolió que lo despidieran de esa manera de Mega. El popular notero del Mucho Gusto trabajó seis años en el matinal. Se hizo su espacio, le fue bien. Pero el viernes llegó, realizó tres móviles, luego lo llamaron a reunión y lo echaron. “Necesidades de la empresa”, fue lo único que le dijeron.

Sanhueza detalló que gran parte del equipo ya sabía que lo iban a echar y que más tarde Lucho Jara ni siquiera le mandó un mensaje por WhatsApp, al menos pare decirle “chao”. El periodista se subió a su auto y lloró. Se quejó por la forma en que fue desvinculado.

Sin embargo, el lunes estaba nuevamente en pantalla en Mucho Gusto. Eso sí que en un capítulo que fue grabado días antes de su despido. Y a Sanhueza lo volvieron a llamar para preguntarle por el episodio. Esta vez fue en Intrusos . Esta fue la conversación en el programa de La Red:

Jennifer Warner: “¿Qué te parece que hayas aparecido nuevamente en el capítulo grabado de Mucho Gusto del día de hoy? Se repite la historia”

Álvaro Sanhueza: “Ah, ¿pero hoy día también? Ayer y hoy (ríe)”

Warner: “Y con muy buen rating”

Sanhueza: “Ah, que güena. Nada. El material es de Mega y ellos tienen derecho a repetirlo. Lo que llama la atención es que estos programas fueron grabados. No estoy incumpliendo nada. Estos programas que se dieron hoy día en Mucho Gusto, uno se grabó el 24 de octubre. Entonces, es curioso que te hayan puesto. Llama la atención.

“Pero el material, como es de Mega, y ustedes lo saben, que es de los canales, lo pueden repetir las veces que sean posibles. Con los humoristas pasa lo mismo. Me dio risa, hoy día me entero que de nuevo pusieron algo, así es que, bueno… Será nomás”

Nataly Chilet: “En tu fuero interno ¿qué te pasa? ¿Alguien te avisó también del canal? ¿Algún jefe te comunicó que ibas a ser exhibido este fin de semana?”

Sanhueza: “No. ¿Quién me va a llamar en estos cuatro días? Deben andar en la playa, fuera de Santiago, relajaditos, tranquilitos. Mañana vuelven todos a la pega. Mañana vuelve todo a la normalidad. Yo me sorprendí por lo de ayer, y ahora me sorprendo por lo de ahora”

Chilet: “¿Pero te duele? ¿Te pasa algo?”

Sanhueza: “Fue curioso verse. Me dio risa, como no te revisas todos los despachos, te das cuenta con mucha humildad que no lo haces tan mal. Vas llevando un ritmo de relato, de información. Estuve dolido con la forma, lo he dicho en reiteradas oportunidades. Estuve dolido por la forma como se produce esto, como te lo comunican. Uno no espera bombos, platillos, globos, flores. No. Pero un cierto respeto con gente que estuviste seis años trabajando. Pero esas notas me dan risa nomás, como fueron grabadas el 24 y se sabía que me iban a echar el 28, es curioso. Eso nada más”

Roberto Van Cauwelaert: “Tú dices que se grabó el 24 y te despiden el 28. Quizás no estaba premeditado el despido tuyo. Si estabas en carpeta y en los dos capítulos grabados, me parece curioso”

Sanhueza: “Yo creo que sí. La televisión es tan fría, qué les va a importar volver a mostrarme, para ganar unos puntos de rating. Pensando que a esas secciones les fue rebien en el momento que fueron emitidas, el patrimonio era muy bueno. La frialdad de la televisión, llegas a pensar que les da exactamente lo mismo”

Van Cauwelaert: “¿Sigues en contacto con alguien del equipo Mucho Gusto? ¿Te han contando quién será tu reemplazante?”

Sanhueza: “No creo que haya reemplazante tan luego, no creo que mañana aparezca un nuevo reportero en calle. Yo creo que van a traer a alguien a futuro, que querían renovar la pantalla, no sé. Tienen a la Clarissa, que es buena reportera callejera. A ella le gusta el móvil”.

Michael “Guagüito” Roldán: “¿Es efectivo que todos sabían del despido, menos tú?”

Sanhueza: “Hay una reunión el viernes, tipo dos de la tarde. Generalmente la reunión de pauta se hace post programa, no sé si hubo ese día reunión de pauta. Cuando yo llegué, dos de la tarde, hubo una reunión con el equipo, donde me imagino que no estaban los animadores, estaba el equipo de producción, los que se sacan la cresta doce horas trabajando. Los productores, los asistentes, lo camarógrafos, y a ellos les comunicaron, les dijeron ‘oye, Álvaro Sanhueza no pertenece al equipo’. Pero cuando yo llego todo el mundo sabía”.

Comments