El extraño caso del ‘niño ángel’ que guió a rescatistas de tragedia que afectó al ‘Chape’

De a poco se van conociendo nuevas historias alrededor de la tragedia aérea que acabó con la vida de 71 pasajeros, la mayoría del equipo de fútbol brasileño Chapecoense.

Relatos de sobrevivientes, historias emotivas de los jugadores que fallecieron y registros audiovisuales son parte del material que se ha compartido en distintos medios y redes sociales, pero recientemente hay una historia que se ha robado la atención de quienes aún están impactados por la triste noticia.

Es en la zona de La Unión, Medellín, Colombia, que ha circulado una mágica historia que tiene que ver con los rescatistas que llegaron a la zona donde cayó el avión. Y es que según cuentan, un niño de unos 10 años, y al que aún nadie identifica, los habría ayudado a llegar hasta el área del accidente.

Según el medio argentino El Clarín, el pequeño fue uno de los primeros en llegar al cerro Gordo, lugar donde se estrelló el avión,y quienes lo vieron aseguran que no tenía más de 10 años y que pese a su aspecto ‘frágil’, estaba decidido a ayudar y fue vital en la misión de guiar a los rescatistas, lo que permitió salvar con vida al futbolista Alan Ruschel. “Cuando estábamos estacionando las camionetas llegó un niño y nos dijo que a unos heridos los estaban sacando por otro lado”, señaló Sergio Marulanda, uno de los lugareños que cooperó con el rescate, según reporta el medio.

El menor continuó ayudando y así lograron salvar a Ruschel y a otras cinco víctimas del vuelo que aún vivían. Marulanda fue uno de los héroes de la tragedia, pues fue uno de los primeros en llegar, y la instrucción de ir con el misterioso niño fue dada por un policía de la zona. “Un policía me dijo: ‘Usted es el primero en llegar, monte al niño en la camioneta y vaya a recoger los heridos’”, agregó.

Lo que llama la atención es que tras salvar a los heridos, del niño no se supo nada más y aún no logra ser identificado, aunque según relatan otros testigos, no fue el único presente en el lugar, pues aseguran que entre los restos del avión de LaMia, había más pequeños ayudando.

Comments