El terror de las chilenas más guapas a la filtración de fotos íntimas

Los famosos están aterrados frente a las filtraciones de selfies íntimas. Desde Javiera Acevedo en 2014 a “China” Suárez, la polola de Benjamín Vicuña, esta semana, vivieron la impotencia de ver sus fotos privadas circulando por grupos de WhatsApp o tuiteos que se convierten en “trending topic”.

Por eso Diana Bolocco asegura que “no tengo fotos desnuda ni en situaciones íntimas, por cuidado. Es un riesgo innecesario”. Pancha Merino no guarda imágenes sin ropa “ni tampoco tan personales, porque no me interesa y es medio peligroso”. Y Josefina Montané le tiene pánico a las filtraciones. “Por eso no me saco. Nunca me sacaría una, ¡nunca!”, responde la figura de la teleserie Preciosas.

“Si hago fotos, las hago para mi chico nomás, y últimamente no lo he hecho por toda esta cosa de las filtraciones”, explica Isidora Urrejola. “Me da miedo sacarme cualquier tipo de foto. No hay que dejarlas guardadas, hay que borrarlas altiro. Una vez se me perdió un teléfono y me asusté, aunque menos mal que nunca pasó nada”.

Jordi Castell cuenta que “me grabé hace 20 años, cuando existía el VHS. ¡Imagínate! Pero ahora soy muy cuidadoso con los teléfonos. El problema no es de la gente que se graba, sino de la poca seriedad que tienen las marcas para guardar tu privacidad”. Eduardo Fuentes juega y responde que “no lo he hecho. Y no lo volvería a hacer… La foto se toma, se mira y se borra”.

En la otra vereda están personajes como Kel Calderón o Sergio Lagos, quienes no ceden. “Siempre es un poco riesgoso sacarse fotos desnuda, con ropa íntima o en cosas personales. Siempre hay una posibilidad de que se puedan filtrar, pero ya no es tan relevante. Ahora está mucho más resuelto”, opina la abogada y estrella Instagram.

Mientras que Lagos manifiesta: “En la vida no me protejo de nada. No acepto que me asusten. No me compro esto de que tenemos que vivir aterrorizados, con miedo. Sé que existen situaciones de alto riesgo y prefiero asumir con confianza y naturalidad la sensación de inseguridad”.

¿Y si pierde su teléfono con fotos privadas?

“Me da lo mismo. Mis cuentas (de redes sociales) prefiero mantenerlas familiarmente abiertas”.

Comments