En España alucinan con el impresionante rendimiento de Jorge Sampaoli

El dolape tiene al Sevilla como jet y le respira en la nuca al Real Madrid con el segundo mejor arranque de la historia del club.

Mientras la pelá de Jorge Sampaoli en Chile aún es sinónimo de atados de lucas y complicidad con Sergio Jadue, en el peloteo petazeta solo hay ojitos blancos pa’l casildense que con su fútbol total tiene al Sevilla en la parte alta de la tabla.

Y no sólo por estar segundo en la tabla con 20 puntetes, un punto menos que el puntero Real Madrid y un cuerpo más arriba que el Barcelona, en uno de los mejores arranques históricos del Sevilla en la liga. También por hacer del Estadio Sánchez Pijuán un fortín, donde el finde pasado se comieron al Atlético de Madrid del Cholo Simeone.

“En cuatro meses de trabajo, Jorge Sampaoli ha logrado ir implementando su modelo con jugadores nuevos para el Sevilla. Lo sorprendente es que mientras se produce ese cambio los resultados han sido magníficos. Se ve que los jugadores cogen sus conceptos y poco a poco ha convertido al equipo en un grande de España”, desembuchó el director técnico y analista táctico español, Dimas Carrasco, que regala conceptos en su popular cuenta de Twitter @futbolcarrasco, donde tiene 17 mil seguidores.

Viudos

Esa verdadera revolución que tiene el casildense en Andalucía es totalmente impensada para los chaqueteros nacionales, que aún le pegan a Don Sampa por su turbia salida desde la Roja, luego de ganar la Copa América 2015. Pa’ casi todos menos para uno de sus viudos más reconocidos: Romai Ugarte.

El periodista del CDF y Radio Agricultura no ha dejado de prenderle velas a Sampaoli y desde su partida anticipó su éxito en sus distintas pegas. Una cosa de “sensación”.

“Lo que hace Jorge es extraordinario. Aquí sólo nos preocupamos de la plata y por eso nos perdimos un técnico de lujo. Fíjate que en poco tiempo tiene al Sevilla con 75% de rendimiento. Y creo que el convencimiento de sus jugadores es total. Si sigue así, puede pelear la liga”, remató Romai.

Comments