Impacto! Quién estuvo detrás, la plata que se pagó y detalles íntimos del histórico paparazzeo a Bolocco

Cecilia Bolocco se resistía a Luciano Marocchino. No la convencía. Pero durante el verano de 2007 el empresario, entonces de 54 años, aplicó todo su encanto con la reina de la televisión. Y finalmente, tras varios intentos de Marocchino, el paisajista Benjamín García-Huidobro, muy amigo de la diva por esa época, la convenció para que le diera una oportunidad al galán italiano.

La ex Miss Universo figuraba en el top de la pantalla chica, animando el reality de Canal 13 Fama, junto a Sergio Lagos. Estaba separada de Carlos Menem. Los trámites legales no habían sido iniciados, pero él vivía en Argentina y Bolocco aquí, junto a su hijo Máximo.

Eran días intensos para la conductora. Todos los ojos estaban puestos sobre ella en Fama, mientras la prensa de farándula intentaba lograr pruebas de su separación del ex Presidente argentino. Entonces, un integrante del círculo íntimo de la ex reina de belleza le aseguró a la periodista Karina Vergara que la diva tenía “un affaire”.

Vergara es una reportera conocida y respetada. Comenzó su carrera en revista TV y Novelas, donde de inmediato logró exclusivas que llamaron la atención y aumentaron al doble el tiraje de la desaparecida publicación. Entre ellas estuvieron, justamente, entrevistas a Bolocco y Kike Morandé hablando por primera vez del affaire que mantenían mientras trabajaban juntos en Viva el Lunes. En 2007 la profesional trabajaba en la revista SQP.

El dato sobre el nuevo romance de Cecilia Bolocco fue el inicio de un largo trabajo de Vergara, quien durante semanas investigó y organizó la toma de fotos en Miami que dio como resultado las imágenes de la diva bronceándose en topless en la terraza frente al mar de su casa de Miami, en íntimas escenas con Marocchino.

Las imágenes se convirtieron en un escándalo internacional y cambiaron bruscamente el destino de la ex Miss Universo. Aceleraron su divorcio, empezando los trámites legales, y la alejaron para siempre de la televisión tras 19 años de carrera. Luego del “paparazzeo” sólo ha tenido apariciones esporádicas y un reemplazo a su hermana Diana, que se ausentó de Vértigo el año pasado para tener a su última. Bolocco se centró en su carrera como diseñadora de modas y rostro publicitario.

Y por primera vez en casi una década, Karina Vergara desclasifica en Glamorama -donde trabajó durante un importante período- los detalles de la gestación y realización de las imágenes que dieron la vuelta al mundo luego de ser publicadas por la desaparecida revista SQP, en mayo de 2007. Este es su relato:

“Cuando uno de mis informantes me confidenció que Cecilia Bolocco tenía un romance y estaba feliz, decido ir a cada capítulo del programa Fama, que se realizaba en el edificio de Machasa, que hoy ocupa Chilevisión. Mi objetivo: Descubrir al misterioso hombre que había conquistado a Cecilia.

“La seguí muchas veces, siempre a una distancia prudente y guardando los límites. Luego de cada episodio, se iba con Sergio Lagos, Nicole y parte del equipo de Fama, al Liguria de Manuel Montt. Allí les tenían reservados lugares y, con un pisco sour en la mano, se quedaban hasta que el negocio cerraba.

“Por esos días Bolocco había viajado a Europa por algo que tenía relación con el Miss Universo -Nota de la Redacción: Marocchino tenía estrecha relación con los organizadores internacionales del concurso-. Al regresar estaba especialmente contenta en el reality. En un segmento de la animación se equivocó al aire, mencionando por error algo con Roma. Se rió y comentó ‘¡es que estoy con la cabeza en Italia!’. Me llamó la atención, aunque aún el nombre de Marocchino no aparecía por ningún lado.

“Esa noche Sergio Lagos le hizo bromas en pantalla. Yo estaba de pie, mirando cerca del escenario. A una de las asesoras que ella tenía en ese momento le digo ‘qué feliz se ve Cecilia’. La pillé desprevenida y me contestó ‘el amor’.

“En una de las reuniones de pauta de la revista SQP comentamos todos estos datos, junto a mi editora Alejandra Valle y a Rodrigo Danús -quien creó la marca SQP en 2001 y fue el representante legal de la revista-, quienes me pidieron que me dedicara al tema y verificara todo. Posteriormente, en abril, a Ale Valle le cuentan que el hombre que estábamos buscando se llamaba Luciano Marocchino, ya que habían comentado en una reunión de empresarios donde participaba gente relacionada con el Miss Universo.

“Busco en internet, donde aparecía la relación de Marocchino con la cantante Romina Power, y continúo con mi seguimiento a Cecilia. Pero llegó el último capítulo de Fama y fue imposible preguntarle por Luciano. Estaba rodeada de periodistas de otros medios y no podía arriesgarme a compartir una noticia exclusiva. Nuevamente mi confidente me avisa que el viernes siguiente ella viajará a Miami, y que si lo hace sin su hijo Máximo, es porque se reunirá con el galán en su casa de Byscaine Point Circle.

“Bolocco partió a Estados Unidos y los periodistas fueron hasta el aeropuerto, porque querían que les hiciera un balance de Fama. Yo le pregunté si viajaba con Máximo. Respondió que iba sola, que era por solo unos días y que el niño se quedaría con su abuela. Mi fuente me repite que se trata de un encuentro amoroso.

“Como tengo por cábala no compartir con nadie cuando estoy a punto de lograr una noticia, ese viernes solo le dije a Ale Valle que el fin de semana estaría atenta por si ocurría algo en Miami, guardándome que Marocchino estaría con ella.

“Me sentía entusiasmada y temerosa al mismo tiempo. No sabía si arriesgarme. Al final lo hice: Con un colega de revista Vea me conseguí el número del famoso paparazzo Angel Mora y decidí actuar confiando totalmente en la información de mi fuente. A Mora le advertí que estaba actuando por mi cuenta, sin autorización de mis jefes y que esto me podía costar la pega.

“Negociamos que el valor del trabajo: mil dólares por día de seguimiento a Cecilia. El viernes sellamos el acuerdo. El sábado no pasó nada, pero el domingo Mora me llama y me dice: ‘Te tengo una buena y una mala noticia’. ‘Primero la mala’. Me contesta: ‘Vas a tener que pagar dos días… Pero tengo las fotos’.

“Mora me envía la primera partida de fotos. Cecilia en la terraza, tomando sol con Luciano, desnuda. No lo podía creer. Tampoco podía contarle a nadie, para no correr el riesgo de filtraciones.

“El lunes aparezco en la revista, sin decir nada. Hasta que llega Ale Valle y le digo ‘vas a tener que parar las prensas’. Quedó impresionada con las fotos y se reunió con Danús para ver los pasos a seguir.

“La revista SQP agotó tres ediciones. Angel Mora fue invitado a Primer Plano. Me pidió reunirnos antes de regresar a Estados Unidos. Me dio las gracias y me contó que se guardó las fotos más extremas de Cecilia y Marocchino, por las que cobraría cerca de 100 mil dólares a la revista de TV Notas”.

Comments