John Bobbitt contó su verdad 23 años después de que le cortaran el niño

El 23 de junio de 1993, las vidas del matrimonio Bobbitt cambiaron para siempre. Esa noche, Lorena se levantó de la cama, fue hasta la cocina y agarró un cuchillo. Al volver a la pieza, agarró el pene de su marido, John, y se lo cortó.

Tras mutilar a su media naranja, Lorena tomó su auto y arrancó del lugar. En medio de la huida, arrojó el miembro de John por la ventana. La mujer estaba en shock. Horas antes, él había llegado borracho a su hogar y la había violado.

Con este cuchillo, Lorena Bobbitt le cortó el niño a su marido.

Mientras tanto, el mutilado John despertó a raíz del agudo dolor. Sin embargo, lo que pasó por su cabeza en ese momento, tardó 23 años en ver la luz.

“Miré hacia abajo y vi que había sangre por todos lados. Fue una cosa devastadora que te pasa de un momento a otro. El suicidio parece ser la única respuesta”, confesó.

El protagonista de la noticia más cuática de los 90’ romperá su silencio este sábado en “El escándalo me hizo famoso” de canal Reelz. Allí, contará lo que fue de su vida tras el incidente.

John Wayne Bobbitt: de mochito a estrella porno
Luego del traumático despertar, John Wayne Bobbitt llamó al 911. Tras entregarle los primeros auxilios, los policías fueron a la siga de Lorena. En medio de la persecución, encontraron el pene mutilado a un lado del camino.

Con el tiempo en contra, llevaron el órgano hasta el hospital donde estaba John. Los médicos, tras horas de cirugía, lograron reconstruir su niño. La única, pero grave secuela, fue que quedó impotente.

El hecho originó el fin de su matrimonio y el comienzo de uno de los juicios más famosos de la década. Los medios a nivel mundial no le quitaban ojo a los Bobbit. Ambos se convirtieron en figuras mediáticas.

Pese a que su muñeco no volvió a levantar cabeza, John Bobbitt se convirtió en estrella porno.

La sentencia dictó que Lorena había actuado en un rapto de demencia temporaria, a raíz de la violación. Además, la mujer declaró haber sufrido violencia física y sexual en su matrimonio.

Tras finalizar el juicio, John ya era una celebridad. Lo invitaron a un lote de programas de la tele. Incluso, la industria del porno lo sumó a sus filas, pese a que su reconstruido miembro no levantaba cabeza.

A pesar de esto, sus pelis –en las que usaba un muñeco falso- causaron furor, inmortalizando su nombre y su historia.

¿Qué fue de Lorena Bobbitt?
Al contrario de su ex marido, la trágica heroína de esta noticia cultivó un bajo perfil. Se volvió a casar y también cambió su nombre. Todo, con la idea de dejar su doloroso pasado atrás.

Sin embargo, años después decidió que su experiencia podía ayudar a otras mujeres que pasaban por lo mismo. A raíz de eso fundó “Lorena’s Red Wagon”, una organización que lucha contra la violencia intrafamiliar.

Lorena Bobbitt fundó una organización para ayudar a mujeres que sufren violencia intrafamiliar.

Sin embargo, lo ocurrido el 23 de junio de 1993 marcó su vida para siempre. Lorena recuerda: “Me encontré a mí misma en la calle con el pene en una mano y el cuchillo en la otra. Así que… esas cosas pasan. Estoy aquí para decirle a todo el mundo qué ocurre cuando una mujer es abusada por un hombre”.

Comments