LA GORDOFOBIA DE ADRIANO CASTILLO

Permiso, voy a vomitar mi almuerzo y vuelvo, las declaraciones del ex candidato a Consejero Regional de la mano del PPD en el 2013, y popular actor conocido por décadas como el “compadre Moncho” en la serie chilena “Los Venegas”, son aberrantes. Hasta hoy duró mi admiración por ese personaje feo, cafiche y mujeriego que nos hacía reír, hoy ha dejado de hacerlo y nos ha demostrado que la estupidez humana, el machismo, la misoginia y una cámara de TV, no son buena combinación.

La gordofobia de Adriano Castillo salió a la luz gracias al programa “La Tarde de Todos” de La Red en una nota que luego fuera retransmitida en Intrusos del mismo canal, el único programa de farándula en Chile que se da el lujo no sólo de cahuinear sobre los famosos –como se espera de todo programa farandulero-, sino también de poner sobre la mesa temas valóricos y de sociedad asociados a estos cahuines de poca monta; bastante más de lo que hacen los llamados programas de sociedad o conversación de otros canales.

¿Cuál fue el contexto? Una nota preparada por el periodista Felipe Cárdenas acerca de la noticia que Facebook eliminó de sus estados pre-seteados el “me siento gorda” dada la presión de una campaña que lo sindicaba como discriminatorio y una burla a las personas con sobrepeso. En la nota, Cárdenas le pregunta a Adriano Castillo su opinión al respecto, a lo que el melenudo actor responde:

“En el caso de los hombres gordos, no creo que sean tan infelices, pero la gordura en la mujer es un problema. Las mujeres tienen que preocuparse, y este es un consejo a todas las chicas: cuando estén engordando, preocúpense. Adelgacen, por favor adelgacen, porque los hombres no somos muy adictos a las mujeres gorditas.”

Como si esta intervención no hubiera sido lo suficientemente asquerosa, el muy cara de raja fea, tuvo la intención de defenderse del trolleo público por la tarde en el programa “Republicanos” de Radio Tiempo, con la vieja y milenaria técnica de la rata indigna que culpa al periodista de sacarlo de contexto: “Ayer me encontré con un periodista, al que aprovecho de decirle que hay que ser más serio, porque él me hace una entrevista y me pregunta sobre las gorditas, yo le dije: lo único que pienso yo es que además de ser un problema de salud pública, yo creo que las chicas gorditas tienen muchas desventajas y les recomiendo a todas que por favor mantengan un buen peso y les irá muy bien en la vida, eso fue todo lo que dije”. “Me acusaron de favorecer la anorexia, y yo lo único que hice fue dar mi punto de vista práctico y estético. (…) Todos los días sale en los diarios la cantidad de niños obesos, yo sólo les digo que cuiden su peso”.

Hay que ser muy rostro de nalga para defenderse con el discurso de la salud pública, cuando tu intervención completa tenía que ver con que las mujeres deben preocuparse de no gustar a los hombres, y más sinvergüenza aun al tratar de culpar de tu exabrupto discriminador al mal trabajo de Felipe Cárdenas. Como era de esperarse, en Intrusos reaccionaron de la mejor forma posible esta mañana, y la mejor forma posible era sepultar a la rata indigna con sus propias palabras, por lo que Rodrigo León, Productor Ejecutivo de Intrusos, se puso los pantalones por el periodista del programa hermano y pidió el material original en bruto para demostrar que aquí no solo NO había descontextualización, sino que además estábamos frente a declaraciones con índices de “repudiabilidad” nefastos y vergonzosos; y que Adriano debió haber agradecido que editaran su intervención, para originalmente no mostrarlo como la rata putrefacta que fue al emitir sus desafortunados comentarios de macho alpha cromagnón del siglo XV.

Ese material inédito terminó de sepultar al actor en su propia mierda, y me gustaría hacer un análisis punto por punto de sus argumentos con tufo a caca, que pueden revisar completos y sin edición en este video.

“YO SOY ADICTO A LAS CHICAS LINDAS”

Partimos a toda raja, hay que tener la mansa perso, voh mihmoh.

“LA GORDURA ESTÁ ABSOLUTAMENTE LIGADA A LA INFELICIDAD, Y SI NO LO ESTÁN TIENE QUE REVISARSE PSICOLOGICAMENTE”

Adriano, acá el único que debe de forma urgente revisarse psicológicamente eres tú, porque creer que quienes tienen sobrepeso deben ser infelices es no entender nada. Realmente infelices son aquellas personas que se obsesionan con verse como a ti te gusta que se vean, dejan de comer, se hacen daño, matan su autoestima por culiaos superficiales como tú que no conciben la vida junto a una persona que no esté para ponerse las plumas de tu revista. Tenemos kilos demás y podemos ser perfectamente felices, culiar rico, tener amigos, forjar familias, tener carreras impecables y de pasadita, comernos la dosis de azúcar que le faltó a tu comentario amargo de follador de bulímicas. Bulímicas que no tienen la culpa de haberse enfermado por comentarios tan idiotas como el tuyo.

“ADELGACEN, POR FAVOR ADELGACEN, PORQUE LOS HOMBRES NO SOMOS ADICTOS A LAS GORDITAS”

Para empezar compadre, no estamos acá para cambiar nuestra vida por gustarle a los hombres, la soberbia del macho alpha lomo plateado que cree que el mundo debe girar en torno a tu pichula no va más, queremos tirar, es cierto; pero no contigo. El mundo está lleno de hombres que no ven a las mujeres como seres construidos para satisfacer sus calenturas, sino como humanas y compañeras que además lo pueden chupar maravillosamente.

“CHICAS, MANTENGAN SIEMPRE UNA BUENA FIGURA, PORQUE LOS HOMBRES FUNCIONAMOS CON LA VISTA, Y LOS JEFES GENERALMENTE SON HOMBRES”

¡Amiga! ¿Cómo no lo vimos antes?!!! Tienes que verte rica para que tu jefe te quiera culiar y de pasada no te eche de la pega, ¡¡obvio!! Qué importa si tu trabajo es impecable, si cumples las metas, si haces crecer el negocio, si tu ética es impoluta, si eres la que apoya a sus compañeros, puras huevadas! Lo que realmente importa es que los jefes son hombres y deben tener la ilusión permanente de querer penetrarte y tu figura de mujer disponible y follable debe ser lo que te preocupa. Y bueno, si te toca una jefa hembra, posiblemente sea lesbiana, porque las lesbianas son como hombres con tetas. Obvio.

“SI QUIEREN TENER ÉXITO EN LA VIDA, TENGAN UNA BUENA FIGURA”

Lo que toda madre debe enseñarle desde niña a sus hijas. Porque queremos muchas Lulis en los hospitales psiquiátricos con depresiones agudas, más Vales Roth enclaustradas en gimnasios con vigorexias múltiples, más Adrianas Barrientos con globos en vez de tetas obsesionadas con parecer jóvenes, más Cecilias Boloccos casadas con delincuentes con poder y declarando su profunda infelicidad y la desconfianza más absoluta en el amor; y nunca más fomentar la proliferación de mujeres normales, imperfectas, con amigas de verdad, familias jugadas y carreras prósperas compartidas con hombres normales con guatas normales e imperfecciones perfectas, porque esas no somos exitosas, sólo somos simples y felices. No, no más de esas.

Comments