La historia del hombre detrás de Cathy Barriga

Alcaldesa de Maipú que fue mami soltera muy joven contó el rol de su hijo Vicente en su campaña.

La vida de Cathy Barriga no fue un cuento de hadas. Cuando era una adolescente quedó embarazada y se convirtió en madre soltera. Hoy su hijo, Vicente, de 18 años, es su principal fanático.

“La relación que tenemos es especial. Él me acompañó cuando fui a votar (al colegio Tomás Vargas, en Maipú). Creo que es algo que ninguno de los dos va a olvidar. Va a quedar marcado para toda su vida”, señaló la recién electa alcaldesa de Maipú a La Cuarta.

La ex “Robotina” comenzó a trabajar a los 16 años, tuvo a su hijo y maduró de golpe. “Cuando se es mamá soltera se pasa por distintos procesos, que tienen que ver con temas como el autoestima, inseguridades y miedos, pero la vida sigue. Muchas mujeres se me acercaron en la campaña por este tema, porque se sentían identificadas, porque al final se puede salir adelante”.

En este camino su hijo fue su fiel escudero: “Fue mi compañero siempre”. Cathy, que también es madre de un peque de 6 años y otro de sólo cinco meses, vivió cada Día de la Madre de forma muy especial.

Incluso, aún recuerda una nota que salió en el diario pop, en la que posó con Vicente en unos juegos (la foto principal de la nota). “Me acuerdo de ese día. Ha pasado tanto tiempo, pero recuerdo que éramos de jugar harto. Además, cuando trabajaba afuera la condición que ponía era que tenía que llevarlo, porque para mí la mayor tranquilidad era estar siempre con él”.

La ex chica Mekano reveló que “pasamos penas y alegrías con Vicente. Son caminos difíciles, pero de harto esfuerzo. Que él me acompañara en la campaña, que se graduara del colegio y que saliera electa es la coronación de un camino de harto esfuerzo”.

ELECCIONES
Tan cercanos son que su hijo tuvo una activa participación en su campaña. “Él fue el creador del eslogan de la campaña, también fue el fotógrafo y diseñó todos los afiches. Se hizo en familia”, contó orgullosa.

No fue lo único que hizo. El domingo, “Vichudo” no se despegó del computador. “Me acompañó todo el día viendo los cómputos, con un programa especial, que tenía gráficos. Finalmente él estaba en el compu cuando se supo que ganaba. Fue un lindo abrazo entre los dos”.

Vicente, que quiere estudiar ingeniería, señaló al diario pop que “a veces se acordaban de mí cuando íbamos a hacer campaña. Me decían Tete, por el apodo que mi mamá tenía en su cintillo cuando participó en La Granja”.

Agregó que “estoy súper orgulloso de mi madre. Ahora me quiero dedicar a los estudios”.

La alcaldesa electa no deja de inflar el pecho cuando se refiere a su hijo: “Me dicen cuñada cuando lo ven. Me siento bendecida por la relación que tengo con él y ahora lo apoyaré en lo que quiera hacer”.

Comments