La repentina muerte que enluta a Pampita, Tonka, Carola de Moras y todas las modelos top chilenas!

Con Carolina de Moras y Tonka Tomicic era íntimo. El las llamaba “mis niñitas”. Pampita, María Alberó, Pilar Jarpa, Claudia Schmitd, Renata Ruiz, Josefa Isense, Carola Jorquera, Ana María Vélez, entre muchas otras, lo adoraban.

Y quizá la única que tuvo un pero con la labor del productor de desfiles Camilo Valdivia fue Cecilia Bolocco. A la diva no le gustó el look que el famoso Camilo le hizo para la presentación de una de sus colecciones de ropa para Falabella.

El profesional sufrió, porque no estaba acostumbrado a ese tipo de reacciones, porque todas la mujeres más bellas de las pasarelas chilenas, las modelos top, de los años 90 y 2000, lo querían, lo estimaban. Trabajaban con él y él las cuidaba y protegía. Las amaba. Por eso es que hoy están todas de luto: Camilo Valdivia murió ayer en París debido a un problema cardíaco.

La triste noticia se conoció muy tarde, anoche. Una de las primeras en publicarlo en Twitter fue Francisca Merino, otra de las tantas actrices, animadoras como Raquel Argandoña y figuras femeninas del ámbito de la belleza y la vida social que estimaban al productor. Poco después Pampita escribió: “Camilo Valdivia, muchos extrañaremos verte en tus maravillosos desfiles! Descansa en paz amigo!”.

Tonka Tomicic tuiteó: “Siento mucho tu partida Camilo, justo ahora amigo! Luz y amor para tu alma y mis condolencias para la familia y amigos”. Claudia Schmitd agregó: “Lamento profundamente la partida de mi querido #CamiloValdivia mi más sentido pésame para toda su familia”.

Carolina Parsons compartió en la red social de los 140 caracteres: “Mi más sentido pesame a la Familia y amigos del productor chileno Camilo Valdivia, quien falleció hoy en la ciudad de Paris”. Y María Alberó también estaba triste. La esposa de Iván Zamorano escribió: “Descanza en paz #Camilo Valdivia, gracias por todo y mi mas sentido pesame a la familia”.

Valdivia estaba viviendo en Europa desde hace un tiempo. Partió luego de años de realizar decenas de decenas de desfiles con todas las bellezas mencionadas anteriormente y todas las tops más conocidas en el país.

Armaba desde las espectaculares presentaciones de Rubén Campos, hasta el Santiago D-Moda y otros ciclos que seguían, más o menos, el esquema de las fashion weeks de afuera. Tenía shows todo el año, siempre con su escuadrón de rostros fieles.

Bajo la pasarela continuaba el vínculo. Reuniones sociales como sus cumpleaños también se convertían en una cumbre de mujeres preciosas. En el del 2010 Tonka lo abrazaba como si fuera su padrino, De Moras estaba al borde de las lágrimas frente a la torta y Ana María Cummins, figura de las páginas sociales y otra de ex top de los años 80, le cantaba el Cumpleaños Feliz.

Una sobredosis de glamour que no estaba nada de mal para un hombre que se crió entre las chirimoyas, paltas y tomates de Limache, como contó en una entrevista en revista Caras del año 2012.

En esas páginas de papel cuché, Camilo recordaba su primeros estudios en los Hermanos Maristas y luego los de Pedagogía Básica en la Universidad de Valparaíso, cuando ya ayudaba en la organización de tés con desfile de modas para las señoras de sociedad de Viña del Mar y Valparaíso.

En 1985 lo llamaron del Miss Chile, cuando el concurso era lo mejor que había, para reclutar jóvenes en la Ciudad Jardín y de ahí empezó su carrera como uno de los productores de desfiles más destacados del país.

Su último evento fue en París, a comienzos de noviembre. Realizó una muestra de moda chilena de la mano de otra de sus “niñitas”: Renata Ruiz. Era su regreso tras años en los que se vio afectado por una depresión y diversos problemas de salud y financieros, pero siempre listo para empezar de nuevo.

Comments