La serena grabación de despedida del Axé Bahía Jefferson antes de suicidarse

La entrevista más reveladora de las últimas semanas en el mundo del espectáculo fue la de Clarisse Lima en Primer Plano. La cuñada del fallecido integrante de Axé Bahía Jefferson Barbosa y vocera de la familia dio un sensible testimonio sobre los últimos días del bailarín y desclasificó relevantes hechos.

La novia de Jociney Barbosa, el hermano inseparable de Jeff, desclasificó la depresión que este sufría desde hace años. La supuesta “tortura sicológica” y “amenazas” que recibió por parte de la chilena Pamela Beytía, madre de la hija del bailarín. Todo esto, según Clarisse, condujo al suicidio del ex Axé Bahía .

Además, la joven que integraba el círculo íntimo de Jefferson al morir, aclaró una interrogante que permanecía sin respuesta: Las palabras del brasileño en el mensaje que grabó en su teléfono antes de lanzarse desde el piso 25 del edificio que habitaba en el centro de Santiago. Esto fue lo que contó Clarisse en el estelar de Chilevisión –VEA ACÁ EL VIDEO, PARTE 2 MINUTO 188-.

Fran García-Huidobro: “Clarisse, ¿tú escuchaste el audio que dejó Jefferson?”

Clarisse Lima: “Sí”

García-Huidobro: “Si no me quieres dar detalles, lo entiendo perfectamente. Pero, ¿qué quería transmitir? Me imagino que ese audio se lo dejó a su familia, a sus hijos, a la gente que lo sigue. ¿Qué decía, en términos generales, Jefferson?”

Lima: “Tenía una duración cercana a los diez minutos. Tenía una voz muy serena. Estaba muy decidido de lo que iba a hacer. Hablaba de forma muy pausada. Hablaba hacia su familia, hacía todos sus hijos. Hablaba a los fans. Les daba las… Perdón (comienza a llorar)

“Les daba las gracias por todo el amor y el cariño que la gente le entregó todos esos años. Y que si en algún momento había llegado a algún lugar, era gracias a todos los fans. Yo les aseguro que gastó, no sé, dos minutos de sus últimos audios para hablar con todos los fans. Habló de los fans de Chile, de México, de la gente de Brasil. Tuvo bastante tiempo de dar las gracias. Que si no fuera por ellos, nada en esta vida hubiera sido posible. Muy agradecido.

“Hablaba hacia su familia. Pero, la verdad, pedía disculpas por lo que estaba haciendo. Sabía que iba a hacer a mucha gente sufrir, que iba a hacer mucho daño. Pero que ya no daba más. No daba más. No lo aguantaba. Lloraba. Jefferson estaba muy decidido.

“La decisión que tomó él, para nosotros, ya la venía planeando hace un tiempo atrás. Porque, como todos saben, esto ocurrió en su edificio. Dos días antes a eso, Jefferson sale a botar la basura en pijama. Se demora una, dos, tres horas para volver, y no regresaba. Jociney me llama desesperado y me dice: ‘Mi hermano salió hace horas, en pijama, a botar la basura. Salió sin billetera ni nada y no regresa’. Entonces, yo fui al edificio de los chicos. Empezaron a revisar las cámaras. Después de un par de horas Jefferson aparece.

“Pero ya no era Jefferson. Ahí ya no era más Jefferson. Tenía una mirada completamente perdida. Jociney esperaba realmente emocionado, nervioso, y le dice ‘¿dónde estabas? ¡Por el amor de Dios, ¿dónde estabas?!’. Y lo único que nos dijo fue ‘estaba en la escalera pensando’. Entonces, ahí nunca imaginaríamos que hizo lo que hizo. Pero hoy, después de todo lo sucedido, llegamos la conclusión de que lo había planeado un día después de la detención”.

Julio César Rodríguez: “¿Qué le decía a ti y a su hermano?”

Lima: “Jefferson envía un mensaje de amor y pide disculpas. Nada relevante. Estaba muy sereno. Nervioso. Angustiado”

García-Huidobro: “Lo que activa tu teoría de que ya lo tenía planeado. Por lo mismo, estaba lo suficientemente calmado como para despedirse, de alguna manera”

Clarisse: “Hubo un hecho muy relevante, que fue en la noche anterior a lo sucedido. Cerca de las 12 de la noche Jefferson recibe una llamada de su ex, y le dice lo siguiente: ‘Desaparece, porque mañana voy a hacer una denuncia, te voy a llevar detenido otra vez. Entonces, o tú te matas, o te mato yo’.

“Ese fue el llamado que recibió Jefferson, cerca de las 12 de la noche, y ella le decía exactamente eso. ‘O tú te matas o te mato yo’. Estabamos yo, Jefferson y Jociney. Jociney toma el teléfono y le dice a esa señora: ‘Por favor, cualquier duda o problema que tengas, entra en contacto con nuestro abogado. No llames más a Jefferson’. Y ella contesta: ‘Mañana voy a denunciar a tu hermano y que él desparezca’. Y le cuelga el teléfono.

“Jefferson, que ya estaba en un estado anímico muy bajo, ya no tenía reacción. Eso fue a la doce de la noche, justo antes de la noche de lo ocurrido”.

Comments