Las seis etapas de toda relación ¿En cuál estás tú?

sdffdsfds

Toda relación tiene sus etapas, algunas las alcanzan a cubrir todas y otras no pasan de la primera, pero para que sepas en dónde estás parada aquí te dejamos la lista de las seis etapas en una relación:

1. Enamoramiento (del primer es a los 18 meses, máximo 30 meses):
Esta es esa etapa llena de esperanza y amor, quieren estar todo el tiempo juntos y la pasión es inmensa. En vez de fijarse en lo que los separa sólo ven lo que los une, lo comparten todo y se entienden perfectamente. Aquí se tiene miedo a tener discusiones y a que el otro se enfade así que se evitan en lo posible.
En esta etapa es importante aprender a mostrarse tal como son, y en vez de aferrarse dejar ir y encontrar el equilibrio para estar juntos pero sin perder la autonomía.

2. Relación y vinculación:
Aquí la pareja sigue siendo amorosa pero también empiezan a mostrar su independencia. Ya saben diferenciar el “tú y yo” del “nosotros” y aunque la pasión disminuye, aumenta el compañerismo, creándose un vínculo más profundo que los puede llevar a querer vivir juntos o avanzar en el compromiso.
Es importante que en esta etapa ambos aprendan a mostrar y distinguir su individualidad para un mejor entendimiento.

3. Convivencia:
El nivel sexual baja y el amor se manifiesta con más compañerismo y apego. Pueden surgir problemas como la familiaridad y la rutina y esto puede crear molestias, así que hay que aprender a dialogar y discutir para luego descubrir cómo llegar a acuerdos más fácilmente.

4. Autoafirmación:
Es el momento de sentirse lo suficientemente seguro como para tener en cuenta las necesidades individuales y hacer actividades por separado. Es cuando empiezan a fijarse en lo que los diferencia, por lo que deben aprender a balancear sus intereses personales con el de la pareja, además de desarrollar la capacidad de compromiso y la confianza en la relación.

5. Colaboración:
Si la pareja ya se unió para hacer proyectos juntos como los hijos, por ejemplo, y estos ya empezaron a ser más independientes, este puede ser un momento difícil. Eso porque los hijos adolescentes causan tensiones entre la pareja, aunque también puede ser un momento de colaboración y apoyo mutuo.
Hay que buscar la manera de traer cosas nuevas a la relación y evitar el aburrimiento, además de no dar las cosas por sentado y mantener siempre la buena comunicación.

6. Adaptación:
En esta etapa la pareja debe adaptarse a los cambios externos: Los hijos, la madurez, etc. Es un momento especialmente duro, sobre todo si coincide con las crisis de la mediana edad o con la partida de los hijos que cambia las rutinas y los estados emocionales, haciéndonos cuestionar nuestros valores y los de los demás. Se debe buscar nuevos intereses comunes y la forma de sentirse útiles y unidos el uno con el otro.

¿Tú por cuál etapa vas?

Comments