Los Ingalls cosecharon un nuevo enemigo

Paulo Brunetti descueró la serie porque llora que le quita la pega.

Mientras Laura Ingalls aguanta el bullying en la escuela tras confesar su amor por un compañerito y su papi se saca la cresta en el campo, el actor Paulo Brunetti no tiene compasión y quiere que el familión se largue más allá de la punta del cerro donde tiene su humilde morada.

El galán del “13” y protagonista de “Preciosas”, se fue en la brígida y le hizo la cruz a la serie “La pequeña casa en la pradera” (va todos los días a las 20.00 horas), por considerar que le quita “espacio como actor para contar una historia en una teleserie”.

El argentino, radicado en Chile, echó la mansa pelá a su propia casa tevita en una nota que le dio al programa “Intrusos”, de La Red. Allí aseguró que no le hallaba ni una gracia al culebrón, aunque le vaya bacán en rating…

EXITAZO
Calcule que a casi un mes de su puesta al aire, “La pequeña casa” promedia 8,6 puntos, cifra que tiene puro celebrando a los caporales, ya que pelea firme el segundo lugar en el horario.

Sin embargo, ni los números azules convencen al actor de darle pantalla al producto extranjero. “Canal 13 ahora está pasando la familia Ingalls, está teniendo buen rating, le sale nada un capítulo y obviamente a mí me enfurece no tener ese espacio como actor para contar una historia en una teleserie”, dijo, agregando que “entendía al canal”, porque “son las reglas del juego”. “No puedo creer que niños que no sabían de lo que se trataba la familia Ingalls hoy la estén mirando”, se quejó.

Luego del pataleo, el trasandino parece que la quiso arreglar, pues en su twitter publicó “Me encanta la familia Ingalls”.

Comments