Maneras para elevar el deseo sexual femenino

ssdf

Los cambios hormonales, el uso de ciertas pastillas, el estrés diario y problemas con la pareja, pueden apagar por completo el deseo sexual femenino, (el bajo nivel de deseo es la dificultad sexual más frecuente en las mujeres).

Cuando el deseo erótico femenino es muy bajo, la mujer puede ni siquiera percibir que existe una carencia en su vida sexual. En estas circunstancias, el desinterés por el sexo no constituirá para ella un problema, hasta que se dé cuenta de su situación. Sin embargo, para otras mujeres y sus parejas, el nivel escaso de libido (deseo sexual) sí constituye una dificultad que puede generar malestar psicológico y afectar la relación.

Médicos y psicólogos han identificado durante la última década algunos trucos para ellas que les ayudaran a elevar el deseo sexual.

1. Cultiva tu energía vital
El deseo es una manifestación de la energía sexual, que a su vez – según la medicina tradicional china – forma parte de nuestra energía vital o chi. Cuando estamos carentes de salud y vitalidad, cansados, estresados o desanimados emocionalmente, tendremos muy poco deseo sexual. Por el contrario, cuando experimentamos la vida con alegría y pasión, y gozamos de buena salud, también esto se manifestará en nuestra vida sexual. Por ello, la primera recomendación es que realices actividades para recargar a diario tu chi: come alimentos sanos, frescos y nutritivos, realiza ejercicios físicos al menos tres veces a la semana, camina por un parque o en el campo para tener contacto con la energía de la naturaleza, medita para aquietar el cuerpo y la mente, y así conectarte con la paz y la alegría interior.

2. Bebe una o dos copas de vino al día
Hace un par de años, investigadores de la Universidad de Florencia (Italia) reclutaron a 800 mujeres de 18 a 50 años de edad para estudiar si beber vino tinto tenía algún efecto sobre la libido femenina. Los experimentos, de los que se hizo eco la revista Journal of Sexual Medicine, revelaron que consumir una o dos copas de vino al día aumenta el deseo sexual. Los científicos sugieren que se debe a que los antioxidantes de esta bebida aumentan el flujo sanguíneo en zonas claves del organismo.

3. Aprovecha tu imaginación
Según los terapeutas sexuales, el cerebro es nuestro órgano sexual más importante. Lee poesía o novelas románticas que tengan un toque de erotismo, o sean francamente sugerentes, según sea tu gusto. Lo importante es que toquen tus fibras internas y te hagan vibrar. Imagina escenas y fantasías sexuales, donde tú seas la protagonista, junto a un personaje real o imaginario. No censures tus pensamientos, sensaciones o emociones. Siéntete libre de experimentar altas dosis de placer sensual gracias a tu creativa imaginación. Compra o alquila una película erótica o pornográfica que despierte tus sentidos y disfrútala junto a tu pareja hasta que ustedes se conviertan en los actores principales.

4. Despierta la energía femenina en tu cuerpo
Hay muchas técnicas para que te conectes con tu energía femenina. Una primera forma consiste en realizar consciente y lentamente ejercicios de contracción y relajación de los músculos que rodean la vagina (ejercicios Kegel), a la vez que la sientes desde “tu interior”. Otro buen ejercicio consiste en colocar tus manos sobre tu útero y ovarios y visualizarlos como un hermoso templo de tu feminidad, de hermosos y radiantes colores. Una manera agradable y divertida de conectarte con tu energía sexual femenina es practicar danzas tribales – con sonidos de tambores – o danza del vientre, donde movilizas y sueltas tu zona pélvica, liberando tensiones en esa área. Tus movimientos en general, se volverán más fluidos y armoniosos. Imagina que eres una diosa danzando y comenzarás a irradiar una maravillosa energía femenina.

5. Chocolate
De acuerdo con un estudio publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine, las mujeres que toman al menos un trozo de chocolate negro al día experimentan mayor deseo sexual y además tienen relaciones sexuales más placenteras

6. Cultiva tu relación de pareja
El deseo sexual en la mujer está muy relacionado con el amor y el grado de conexión emocional que sienta con su pareja. Lo que ocurre fuera del dormitorio afectará lo que ocurre en la intimidad. Por ello, dentro de tus prioridades de cada día, es esencial que siempre dediques tiempo a cultivar la relación con tu pareja a través del compañerismo, el juego y la comunicación. Para que la pasión pueda fluir en una pareja, ambos deben sentirse a gusto y en confianza en presencia del otro, libres para expresarse con autenticidad, y dispuestos a reír y disfrutar de la vida juntos.

7. Recurre a lo nuevo y experimenta
La vida es un balance entre la estabilidad y el cambio constante. Queremos una relación de pareja estable y comprometida, pero el otro lado de la moneda puede ser la rutina, la monotonía y el aburrimiento. Para evitar esto, tenemos que estar dispuestos a aprender y a experimentar constantemente. Prueba tener sexo en distintos lugares, compra lencería o trajes eróticos, utiliza juguetes sexuales (a solas y durante el sexo con tu pareja). Juega y disfruta más.

Comments