Martín Palermo sentó en la pica a todo el plantel de la Unión

Los hispanos cayeron ante el Tino y se farrearon la opción de quedar a un punto de los líderes, por lo que el “Loco” los callampeó a penas terminó la mocha en La Cisterna.

Basta con ver la imagen del “Turco” Salom subiendo y bajando a Jorge Ampuero, su colega de rojo, para cachar por qué ayer Unión se farreó la última mano para haber peleado el título combo a combo.

En uno de los minutos de hidratación que el señor juez dio en La Cisterna, porque el caregallo se fue a lo que se llama el chancho, sin ofender, el “9” de Unión se agarró con el capi hispano por la impotencia de haber perdido el penal que hubiera sido el del empate, y quizás de la remontada. Aunque lo más brígido vendría después de terminada la mocha.

Es que cuando Darío Melo le tapa el penal a Salom, el team del Nico Córdova ganaba gracias a la pepa de Leandro Benegas (50’), que llegó a 9 goles en el torneo y le respira en la nuca a Esteban Paredes (10 goles).

Callampazo
Pero hay que ser justos: el clon de Jorge Alís no le pegó mal. De hecho, fue un chimbazo furioso y a la ratonera ñurda, pero Darío Melo estuvo a la altura de Claudio Bravo y mantuvo la victoria del Tino, que con un bonus track de Diego Rosende, prácticamente sacó a los hispanos de la lucha por la estrella.

Tan brígido fue el golpe anímico, que a penas terminó la collera, Martín Palermo encerró a sus peloteros por cinco minutos en el camarín donde los subió y los bajó al más puro estilo de la Paty Cofré por la falta de actitud en momentos clave.

“Este partido y el resultado era una necesidad obligada para nosotros si es que teníamos pretensiones y aspiraciones de seguir a Católica e Iquique. Volvimos a perder una oportunidad muy clara”, soltó a los mic el “Titán”, ya cachando que se quedará con las ganas de tocar el “Huemul de Plata”.

Comments