Matrimonio falso: el carrete de moda llega a Chile

Billetes, economistas y boletas mulas abundan en Chilito. También está lleno de marcas chantas, como la famosas “Amerikaninja” o “Eberles”. Y ahora, para no quedarnos atrás en el inclasificable mundo de los brillos extraños, llegan al país las “bodas falsas”.

Tal como lee, querido lector. Los novios, el juez y los padrinos acá son más chantetes que amor de farandulera. Hasta el arroz que lanzan es de mentira en el evento “Falsa Boda”, que organizan los argentinos de “Tren creativo”. Una movida que ya ha hecho gozar a argentinos, uruguayos y rusos.

“Nosotros queremos que la gente viva experiencia y se quede con que le pasó algo diferente. Que no sea sólo el pasarlo bien”, soltó desde el otro lado de la cordillera Martín Acerbi, uno de los organizadores del evento que está dejando la patá en Argentina y que en febrero llega a Chilito.

El formato es súper simple: uno paga por asistir a un matri más armado que mesa de cumpleaños, donde los novios son actores, sobra el copete como también las ganas de bailar hasta altas horas de la matina.

“En Falsa Boda lo que hacemos es recrear un casamiento y hacemos que la persona desde el primer momento que decide ir, comienza a ser parte de nuestro proceso creativo. Nosotros le proponemos qué ropa ponerse, el horario y, obviamente, todo lo que caracteriza a un matrimonio real”, remachó.

VERSIÓN CRIOLLA
El 10 de febrero, en el centro de eventos “Vista Santiago”, ubicado en el Cerro San Cristóbal, realizarán la primera versión de “Boda Falsa”.

“Llegamos a Chile a través de hermanos chilenos que estaban interesados en el formato y nosotros teníamos ganas de expandir nuestro producto”, contó el che.

Aún no está confirmado quiénes serán los novios de papel, pero ya hay un par que se candidatea para vestirse de gala, bailar el vals, atrapar la liga y luego irse a la pieza, pero sólo a ver tele y conversar sobre la mocha por el sillón presidencial.

La actriz Antonella Ríos dijo que “sería entretenido, como la misma sensación de felicidad cuando alguien se casa de verdad con el festejo y todo”.

Otro que tiene fama de no perderse una es el actor Patricio Torres, quien lleva décadas echando la tallas en los escenarios, e icluso ha interpretado a algunos recién casados.

“Obvio poh, si pagan bien. ¿Por qué no? De todas maneras, me encantaría hacer un personaje así. Me parece entretenido y bien atractivo. Es algo diferente”, dijo.

Si quiere carretear con los novios de cartón compre las entradas a través del sistema www.ticketplus.cl.

No es muy barato, 54 luquitas, pero incluye cóctel de recepción, bar abierto, mesa dulce, postre y final de fiesta.

Comments