Modelo de talla grande Ashley Graham tiene su propia Barbie

La modelo de tallas grandes Ashley Graham es la primera famosa “plus size” en tener su propia Barbie.

Así lo dio a conocer la propia maniquí, quien presentó en sus redes sociales una nueva muñeca de Mattel inspirada en su figura.

En las imágenes se puede observar que la figura de plástico usaba un vestido igual al que una vez usó Ashley, diseñado por Sonia Rykiel.

Aunque Graham estaba feliz con su versión de Barbie, confesó que tenía una aprensión. “Me hubiera gustado que también tuviera celulitis, pero entiendo que en el plástico no es posible”, indicó.

De esta manera, Mattel trata de despegarse de las críticas que por años han acechado a la marca y que dicen relación con que la delgada muñeca refuerza los cánones de belleza imposibles que impone la industria de la moda.

Con esto, la firma quiere contribuir a erradicar ese pensamiento, especialmente entre las niñas, que son sus principales consumidoras.

Recordemos que Graham es una ferviente activista de la imagen corporal, promoviendo la aceptación de la diversidad de cuerpos entre las mujeres. Esto mismo, le ha valido ser blanco constante de críticas en redes sociales. Por lo mismo, hace un tiempo decidió escribir un poderoso ensayo donde se refiere a los cuestionamientos que reiteradamente se hacen al cuerpo de las mujeres en la sociedad.

Graham publicó su manifiesto titulado “Criticada si lo hago, criticada si no lo hago” en el sitio web Leny Letter, perteneciente a la actriz y directora Lena Dunham, donde entre otras cosas, mencionó que hay una especie de doble moral respecto al cuerpo femenino.

“Cuando publico una foto con un ‘buen ángulo’, me critican por verme más delgada y venderme. Cuando publico fotos que muestran celulitis, estrías, y rollos, me acusan de promover la obesidad. El ciclo de ‘body shaming’ (avergonzar a alguien por su cuerpo) tiene que terminar. ¡Estoy harta!”, afirmó en la oportunidad.

Esa vez también señaló que pareciera que no importa cuántas conferencias, charlas y blogs existan al respecto, ya que las mujeres siguen destrozándose unas a otras por su apariencia.

El body shaming no es solamente cuando le dices a una chica de gran tamaño que se cubra, afirmó Graham. También es “intentar avergonzarme por hacer ejercicio, darle una connotación negativa a la delgadez, desear que yo sea de una determinada talla, o asumir que estoy embarazada por el abultamiento de mi vientre. ¿Qué tipo de ejemplo estamos dando a las mujeres jóvenes y su autoestima, si los adultos en Instagram llaman a otras mujeres ‘cobardes’ por bajar de peso, o ‘feas’ por su sobrepeso?“, planteó.

“Sí, soy una mujer con curvas. La industria me etiqueta como una modelo de ‘talla grande’, y la sociedad me ha marcado como una mujer de ‘talla grande’.

Graham dijo que entendía que la gente viera en ella una representación diferente de la belleza que suele ser excluida en los medios de comunicación y la publicidad. “Sin embargo, me niego a dejar que otros dicten cómo debo vivir mi vida y cómo mi cuerpo debe ser para la comodidad de otros. Y tú tampoco deberías”, indicó.

La modelo ha enfatizado que “no podemos crear un cambio hasta que reconozcamos y analicemos nuestras propias acciones. Si ves que otra mujer se toma una selfie o una foto en traje de baño, ¡anímala porque ella se siente realmente hermosa, no la critiques por eso! ¿Por qué perder tiempo y energía vomitando negatividad? Preocupémonos de nuestros propios cuerpos”


Comments