¿Quién filtró el video de alto contenido íntimo de Mariana Marino?

En diciembre de 2012 Mariana Marino vivió el momento más vergonzoso de su vida, debido a la filtración de un video íntimo donde aparece teniendo relaciones con Ronny “Dance” Munizaga, en los tiempos en que eran pareja.

Este ha sido uno de los mayores escándalos sobre publicaciones de contenido privado de la farándula chilena.

La ganadora de la Vedetón 2011, que estaba en su momento peak recién salida del exitoso reality Mundos Opuestos, viajó a reunirse con su familia en Argentina y, obviamente, necesitó mucho apoyo.

Mariana realizó una denuncia y se inició un proceso para descubrir al autor de la filtración. Hubo diversos antecedentes que apuntaban al mismo Rony como responsables. Este lo negó en varias oportunidades.

Con el tiempo, Marino perdió el interés en el proceso judicial y su abogado, Aldo Duque, dejó de representarla.

La semana pasada la ex “musa” de Kike Morandé visitó la sección Acoso Textual 3.0 del matinal de Canal 13 –MIRE AQUI EL VIDEO, MINUTO 12-. Allí le consultaron por quién, finalmente, fue el autor del atentado contar su privacidad. Esto fue lo que respondió la ex chica reality en Bienvendos:

Mariana Marino: “No creo ni pienso nada con respecto a eso. En ese momento, sinceramente, la actitud de esa persona (Ronny Dance) me hizo creer eso (que el filtró el video). Yo creo que tuvo una actitud que denotó que poco le importaba lo que estaba pasando. Entonces, no solamente a mí, sino que creo que a gran parte de Chile, le hizo creer y le hizo entender eso.

“Porque de repente pueden pasar muchas cosas difíciles en tu vida, pero tiene que ver mucho la actitud con que uno aborda las cosas. Entonces, yo creo que va más allá del hecho, sino como la actitud con la que abordó todo lo que estaba pasando. Su actitud me hizo entender que sí efectivamente había sido él. Si fue o no fue, yo nunca lo voy a saber.

“Uno lo único que puede probar son las cosas reales que suceden, y lo que sucede es la actitud de él. Para mí en ese momento fue una pésima actitud. Para mí… No sé… Sentí que todo llevaba a que había sido así.

“Yo me desentendí, lo dejé con los abogados. Puede durar años, así es que lo dejé ahí. Hice mi proceso en mí y el resto se lo dejé a Dios. Yo estoy súper convencida de que, más allá de una justicia real y todo esto, de que hay que hacerlo. Porque hoy por hoy no hay leyes que te defiendan dentro de las redes sociales, ni dentro del internet, ni nada de esto. Mi proceso lo hice y de verdad existe una justicia divina que se encarga de poner a todos en su lugar”.

Comments