Se pasó! Domi Gallego confesó todo lo que ha hecho por sus celos enfermizos

Domi Gallego es de aquellas mujeres que se sabe la clave del celular de su pareja y le revisa todos los mensajes y llamadas. No teme en decir que sicopatea a su pololo Rodrigo Wainraihgt, porque es “enferma de celosa”. Así lo confesó hace unas semanas . Y ahora se refirió más a fondo de lo que ha llegado a hacer por desconfianza.

La panelista de Muy Buenos Días, que viaja desde Puerto Varas por tres días a Santiago para ser parte del matinal de TVN, reveló lo que ha llegado a hacer por sus celos enfermizos. Todo a raíz de un video donde una mujer llegó a amenazar a su pareja con un machete porque se había ido de carrete con sus amigos. Mire el divertido diálogo:

Domi Gallego: “Yo siempre me enojo. He tirado la ropa para afuera. ¡Bueno, ¿y qué?! ¡Cada uno con sus problemas matrimoniales.

“Eso pasa, por no con un machete, obviamente. Yo a la ‘Foca’ (Rodrigo Wainraihgt) lo que le hago es que, por ejemplo… Yo soy distinta. Apedréenme si quieren. Esto es l que yo hago. La ‘Foca’ sale por teléfono. Y altiro me da insomnio, altiro no puedo dormir. Del terror. Y estoy con el teléfono ahí, con sonido. Le digo ‘weón’, perdón, no alcancé… Le digo ‘tienes hasta las 3 de la mañana. Si no llegas acá a las tres, Rodrigo, aquí va a quedar la cagá’.

“Entonces yo empiezo así, un cuarto para las tres. ‘Oye, ya poh, Foca… ¡Todo el rato! Y esto sí que no es broma. Quizás en otras cosas he exagerado. Aquí no. ‘Ya poh, Foca’. ‘No, si ya me voy’. Y yo ‘¡ya poh, Foca!’. ‘No, no, si ya me voy, si estoy acá, son puros hombres’. Y lo llamo por FaceTime, por FaceTime, ¿han cachado? ‘Muéstrame el entorno’. ¿De verdad nunca lo han hecho? Yo cambié el teléfono para tener FaceTime. ‘Muéstrame el entorno’”

Andrea Arístegui: “No puedo creerlo”

Voz en off: “Para la Domi es súper normal”

Gallego: “Entonces, viene después y me dice ‘ya bueno, me voy, pero verme a buscar’. Y ahí lo voy a buscar”

Javiera Contador: “¿Cuándo le tiraste la ropa para afuera?”

Gallego: “No, eso era broma. No, pero lo he pensado, porque eso es algo preciado para mi ‘Foca’. Entonces, si se demora más tarde de las tres de la mañana, él sabe que las tres, enojo, tres y cuarto, camisa para afuera, tres y media, traje para afuera”

Gustavo Huerta: “¿No se va a living a dormir?”

Gallego: “Sí, lo mando a la pieza de mi hijo”

Huerta: “¿Y por qué?”

Gallego: “Porque si poh. Porque llega, me asegura que está dentro de la casa, lo encierro y lo dejo ahí”

Jaime Coloma: “Pero, ¿cuál es tu fantasía, tu temor?”

Gallego: “Soy enferma de celosa… Es que mi hombre es demasiado bueno, entonces me lo miran demasiado. El problema no es él”

Contador: “Pero si es demasiado bueno, se va a portar bien”

Gallego: “¡Qué! ¡¿Me dijeron bruja?! ¡Mi hombre es feliz, conversen con él!”

Contador: “Diego se enoja conmigo porque una vez estaba saliendo para el matinal embarazada así. Y yo llegué en la mañana y lo miré un poco feo. Debo reconocerlo. Hasta el día de hoy está sentido”

Arístegui: “¿Y él te deja salir?”

Gallego: “Si… Mi ‘Foca’ no me brujea”

Contador: “¿La ‘Foca’ también te pide FaceTime alrededor y todo?”

Gallego: “No. De hecho, cuando yo salgo, yo lo llamo igual para ver qué está haciendo”

Risas en el panel.

Coloma: “¡¿En serio?!”

Gallego: “Si, voy a tener que ir a un sicólogo”

Arístegui: “No es normal”

Gallego: “Lo que pasa es que así somos las piscis. Somos muy celosas. La culpa es el signo”

Huerta: “Pero hay tres días a la semana donde la ‘Foca’ está sola allá”

Gallego: “No, porque la ‘Foca’ no está tan sola, porque está con los dos niños (le ponen la canción El Venado)

“¡No me pongan esa canción! Me pueden decir fea, vieja, pero cornuda, ¡jamás!”

Contador: “Pero, ¿cómo lo hací en las noches en Santiago?”

Yann Yvin: “¡A qué hora te duermes?”

Gallego: “Mira, yo me duermo temprano. No, yo me duermo súper temprano, como a las 10 (ponen la canción Dos Mujeres). Uy, ¡qué asquerosa esa canción! ¡Qué asqueroso! ¡Estoy transpirando!

“Yo me duermo temprano. Entonces, él sabe que me tiene que llamar un minuto antes que se duerma. Un minuto antes. Si yo cacho que me llamó después de las diez, ahí queda la cagá. Al otro día en la mañana ‘¿por qué no me llamaste?’. Y le mando el pantallazo. Porque a veces me llama, pero estoy durmiendo y no me doy cuenta. Pero me dice ‘si te llamé’, y me manda el print de la llamada”

Arístegui: “¡Mentira!”

Gallego: “¡Pero si él me conoce!

Contador: “Ojo, que uno puede llamar y uno no alcanza a recibir la llamada”

Gallego: “No, porque tiene segundos, tiene segundos”

Coloma: “¿Le revisai cuánto se demoró en llamarte y esperó?”

Gallego: “¡Yo digo la verdad! Porque hay muchas mujeres que les gustaría hacer eso. Pero se contienen en el alma. Y guardan rabia y rencor”

Contador: “Y si le toca viajar fuera del país, ¿qué hací?”

Gallego: “No, la paso mal, mal, mal”

Ven un video con las “42 Frases de las celosas”

Contador: “Teléfono… ‘Domi llamando’. Y si no le contestai, como que cae la bomba atómica. Entonces tu estia hablando ahí con unos chinos en inglés. ‘Domi llamando, Domi llamando, ¿qué hago? Sorry, sorry’. ¿Y tiene que contestarte hasta si está con el príncipe de Inglaterra?”

Gallego: “Es que a veces me entra la locura y no me puedo controlar… A mí me pasa que nosotros trabajamos en el mismo edificio. Entonces yo llamo a la recepción cuando no me contesta. De verdad. Yo llamo al recepcionista y le digo ‘anda a decirle a Rodrigo que es algo importante’. Entonces va, lo ataca y me dice ‘dice que lo llames después ‘. ‘ya, ¿pero está ahí?’. ‘Si’”

Contador: “Y no suena una vez, sino 18”

Arístegui: “30 llamadas perdidas”

Gallego: “Ya, pero estoy mejorando con el tiempo. Antes era peor”

“Lo que yo hago siempre es revisarle el teléfono, siempre”

Coloma: “¡Me estai! Lo revisai siempre”

Gallego: “Sí, tengo su clave, todo”

Aristegui: “¿Y qué revisai? ¿Los mensajes de WhatsApp?”

Gallego: “Le mando una pasadita rápida”

Contador: “¿Y si cambia la clave?”

Gallego: “Si cambia la clave, no la puede cambiar. Es porque se le desconfiguró el teléfono o algo”

Coloma: “Si cambia al clave, ¿tú armai un pequeño escándalo?”

Gallego: “Estoy tan nerviosa que me empieza a tiritar los ojos”

Comments