Yann Yvin respondió a las críticas de sus ex colegas de MasterChef!

En Muy Buenos Días se distendieron. Están echando la talla y hasta se refieren sin pretextos a sus problemas personales. Domi Gallego dijo sin miedo que sufría de celos enfermizos por Rodrigo Wainraihgt . Y ahora el propio Yann Yvin, animador del matinal de TVN, les respondió a sus ex colegas de MasterChef.

En la clásica lectura de diarios, Javiera Contador tomó el diario La Cuarta y se fue directo a leer el siguiente titular: “Los Máster prefieren a Yann en la cocina”. El francés se hizo el loco. Se fue hacia atrás de la conductora a prepararse un café. La actriz continuó: “Metieron la cuchara para analizar la cocción de Yann Yvin en el Muy Buenos Días, la que para muchos ha estado sin sabor”.

En la nota, Chris Carpentier y Ennio Carota evaluaron el rol de animador de Yvin en TVN. “No creo que sea malo o lo haga mal. Él lo hace a partir de los recursos y herramientas que tiene”, agregó el chileno. “Yo pienso que él debería haber empezado por algo mucho más tranquilo. Creo que en la vida, restaurantes y gastronomía, las cosas se construyen de menor a mayor. No puedo ser director de orquesta si no he pasado por otras experiencias”, añadió el italiano.
Y en pantalla, Yann les respondió. Este fue el diálogo en el matinal:

Gustavo Huerta: “¿Ex compañero o ex amigos? Yo podría decir ‘ex compañeros’ nomás”

Iván Torres: “Ahora, ¿Fueron amigos en alguna oportunidad?”

Yann Yvin: “Si, por supuesto”

Javiera Contador: “¿Leo?”

Yvin: “De nuevo, ¡chuta!”

Contador: “¿Leo todo?”

Yvin: “No, ya, aburrido, aburrido”

Javiera lee la nota.

Domi Gallego: “Qué pesados. Esa es mi palabra del día. ¡Qué pesados!”

Voz en off: “¿Ex compañeros, ex amigos?”

Andrea Arístegui: “¿Opinamos nosotros primero?”

Yvin: “De verdad, de verdad, de verdad, les deseo mucho éxito. Lo pasé muy bien. Fue un periodo de mi vida excepcional. Lo pasé muy bien. Hice tres temporadas. Estoy muy orgulloso de eso. Pero ahora, que me vengan a decir eso, no, no corresponde, que hablan más de su programa que del nuestro. Cada vez que abro el diario, en ese momento, veo a Muy Buenos Días, Yann por aquí, Dominique por acá, Gustavo por aquí, Andrea, Javiera, Iván, Jaime.

“Bien, muy bien, muy bien. Entonces, creo que estamos molestando a alguna gente en el medio. Dicen otra cosa. Se acabó la dictadura mediática. Hoy día los chilenos tienen el poder, tiene el control remoto. Ellos hacen lo que quieren. Nosotros somos una propuesta. Le gusta, bien. No le gusta, bien también. Pero aquí estaremos. Yo el primero, cada mañana, durante muchos meses más.

Contador: “Pero, ¿sabes lo que yo pienso? De verdad, la sensación que me da es que es verdad que Yann tiene esa sensación más enojona. Yo siento que esta situación le da más pena que rabia, fijate, porque igual son gente con la que compartiste ene tiempo. Entonces, cada vez que hablamos de este tema, cuando ha salido, como que Yann dice, en un lado tuyo, yo me imagino”

Yvin: “Si, me da más pena”

Contador: “Es como compartido”

Torres: “Yo lo veo como un factor envidia. Yo creo que a un colega mío, que está en la televisión, yo lo apoyo de verdad. Lo apoyo y le deseo lo mejor. Pero si Yann tomó otro camino, es una propuesta que él tiene que asumir y lo está haciendo de acuerdo a sus posibilidades. Él de un principio dijo ‘yo no soy animador, pero vengo a colaborar’. Pero yo he visto declaraciones de un principio de uno de ellos, Carpentier, y dijo cosas negativas de Yann desde un principio, antes de que llegara a la televisión”

Gallego: “Si, ¡mala onda!”

Torres: “En circunstancias de que yo tengo la impresión, uan impresión personal, que a él “Carpentier) le encantaría ser animador, pero nunca se le han abierto las puertas para eso”

Gallego: “¡Eso! ¡Muy bien, tío Iván!”

Arístegui: “A mí me pasa que cuando la gente habla mal del resto, sobre todo cuando han sido compañeros de trabajo, es porque no tiene resueltos sus propios problemas. Porque si uno está bien consigo mismo, y con lo que está haciendo, uno le desea el bien al resto. Y puede que yo no sea la mejor opción que tomó el otro, pero le voy a desear que le vaya fantástico. Y si encuentro que quizás no lo está haciendo tan bien, me voy a guardar esas críticas para mí. Esos comentarios me los guardo, pero no los hago públicos. Me parece que ahí habla mal de la persona que lo dice”

Gallego: “Además es una manera muy pobre de promocionar el programa”

Arístegui: “Y me parece que esto queda un poquito en evidencia. Y als opciones son personales. Y lo que para mí es bueno, para el otro puede no serlo. Por eso uno toma opciones de manera personal”

Yvin: “Además, aquí siempre hablamos del talento. Hay que saber una cosa. El talento innato no existe. El talento es la suma de tres cosas: trabajo, trabajo, trabajo. Y después, sensibilidad. Quizás el talento es una suma de 99% de trabajo e 1% de sensibilidad. El talento es eso. Entonces, hay que trabajar, lo que estoy haciendo. Pero no podemos hablar de una cosa que todavía no existe. El talento es solamente trabajo, ya sea en la cocina, en la televisión, en la danza, que sea la pintura, lo que sea. ¡El talento no existe! Es solamente una suma de horas de trabajo. Bajo ese concepto, tenemos que trabajar. Punto”

Huerta: “No te he visto Yann, o no he leído, hablar mal de tus ex compañeros”

Yvin: “Nunca lo voy a hacer”

Huerta: “Por eso. Pero acá ha sido una constante de ellos. Más ahora que van a hacer una segunda, tercera temporada. Lo desconozco. Pero con mucho temor, mucha inseguridad de empezar a hablar del resto y opacarte, tratar de bajarte. Me llama la atención. Mi interpretación es que hay algo más, que puede ser envidia, una mala onda. Insisto, es una constante. Y cuando ya es algo frecuente, no es algo excepcional, es porque hay algo más”

Yvin: “Duermo muy bien en la noche. No tengo ningún conflicto con nadie. Hoy día mi concentración está aquí, alrededor de esta mesa, conjunto a todos, ustedes. Y me siento muy bien de estar aquí. Tomé la decisión perfecta en el momento perfecto. Y lo disfruto cada día que llego al canal TVN”

Arístegui: “Y la única persona que puede decir eso eres tú, Yann”

Yvin: “Si no me conocen, si no me siento bien, me voy en el instante”

Gallego: “Todos sabemos, o para que la gente sepa, siempre, antes de que se lanza un programa, se hacen reuniones en los equipos y se hacen estrategias de ‘¿cómo vamos a presentar este programa? ¿Cómo lo vamos dar a conocer? ¿Cómo lo vamos a promocionar? Y me parecer que esta forma de promocionarla es sucia. La verdad la encuentro sucia, porque por ultimo muestra tu propuesta. Es un excelente programa MasterChef”

Yvin: “El chef es un chef espectacular (Sergi Arola). Es un chef de primera calidad. De otro mundo también. Y va a dar un nuevo aire. Porque quizás yo, haciendo otra vez MasterChef, no va a tener tanta convocatoria de un nuevo”

Voz en off: “Yann, si te llegaran a invitar a participar a algún capítulo, alguna aparición, ¿aceptarías?”

Gallego: “Yo te negociaría la plata primero, sí”

Yvin: “De verdad, sí, porque yo sigo siendo el mismo cocinero. Es un programa en el cual participé durante mucho tiempo. Amo esa relación entre unos amateur de la cocina. Y nosotros profesionales. Así nosotros podemos entregar algo, los profesionales, hacia el amateur para darles esas ganas de cocinar, para darle un poco ese amor, esa pasión que tenemos nosotros los cocineros. Aquí estoy, presente, solamente para eso, para entregar lo que tengo yo adentro. Y entregarle de manera totalmente humilde a todo el mundo que lo desea. Nada más que eso. No es complicado”

“Además, tomé como filosofía hoy día, llegando a los cincuenta años, de no concentrarme en lo negativo de la sociedad, del negativo de la persona, de manera unipersonal. Hoy día no me importa. Tengo una piel repelente a ese problema negativo. Hoy día me concentro, de una manera muy feliz, en lo positivo de cada persona. Hoy día tengo esa capacidad de ver solamente lo positivo de cada persona. Entonces, todo lo malo, a la basura. Yo me concentro en lo que me puede aportar de manera positiva, cada una personas con las que me estoy relacionándome. Entonces, eso me hace que hoy día llevo un momento pleno, de alta felicidad… Eso me gusta y me siento realmente bien en este momento. Disfruto la vida de manera plena hoy día.

“Entonces, gracias a MasterChef por lo que hicieron de mi. Y gracias a TVN por confiar en mí. Y gracias a ustedes por sentarme en esta mesa. Y no tengo nada que decir. Le mando muchos saludos, mucho éxito. Y ahí nos quedamos. ¿Ok? Chao”.

Comments